Público
Público

Diálogo Social Trabajo tratará de romper el bloqueo para la subida del SMI planteando una senda gradual en tres años

Empresarios y sindicaros muestran sus discrepancias con planteamientos distintos: la CEOE sigue negándose a la subida aunque no se levanta de la negociación, y los representantes de los trabajadores piden para este año subir el IPC. El lunes, el Gobierno presentará su propuesta y confía todavía en llegar a un acuerdo.

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, interviene en la firma del V Acuerdo Social en Defensa del Empleo, a 27 de mayo de 2021.
La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, interviene en la firma del V Acuerdo Social en Defensa del Empleo, a 27 de mayo de 2021. Alejandro Martínez Vélez / Europa Press

Como era previsible, la primera reunión para la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) acabó sin acuerdo. El Ministerio de Trabajo fue a escuchar. Y empresarios y sindicatos se plantaron en sus posiciones máximas para llega a un acuerdo.

Sin embargo, el ministerio que dirige como vicepresidenta segunda del Gobierno Yolanda Díaz está muy lejos de desanimarse y ve todavía posible mantener el consenso social en esta materia. "No ha sido toda la reunión tan negativa como cuentan las partes", afirmaron a Público fuentes del Ministerio.

Para ello, se ha convocado una nueva reunión el próximo lunes donde desde Trabajo se piensa acudir ya con una propuesta concreta, pero abierta a la negociación que pasará por pactar una senda gradual en tres años, de tal forma que se cumpla el compromiso del Gobierno de que el SMI alcance el 60% del salario medio.

Las fuentes consultadas del ministerio rechazan hablar de subida concretas, y aseguran que todavía no están decididas las cantidades concretas ni cómo se graduarán durante los tres años. Por ello, explicaron, no se puede hablar de subida de 15 o 19 euros, aseguran.

No obstante, el optimismo del Ministerio de Trabajo contrasta con las posiciones expresadas tras la reunión por la parte empresarial y la parte sindical.

UGT pide una subida mínima a 975 para compensar la subida de la inflación que se espera para este año

Así, desde CCOO se pide una subida significativa este mismo año, que permita a los trabajadores con salario mínimo no perder el poder de compra ante la inflación más alta de la última década. Y en la misma posición está UGT. "Este año, como mínimo, hay que subir a 975 euros", afirmó el portavoz del sindicato socialista.

Por su parte, el empresariado dice oponerse a cualquier subida salarial, al menos, durante este año, aunque no se han levantado de la mesa de negociación. Aseguran que es prematura una subida del SMI y piden prudencia al Gobierno para esperar a una mayor consolidación del empleo y el crecimiento económico.

La postura de los empresarios de seguir en la negociación pueda estar debida al anuncio hecho en la misma mañana de este miércoles por el presidente del Gobierno, anunciando una subida "inmediata" del SMI. Lo que indica claramente que se va a producir con o sin acuerdo social.

Pero, además, los empresarios ya han puesto sobre la mesa otras posiciones, como plantear que la subida del SMI se repercuta también en la subida de los contratos públicos.

El SMI está en 950 euros al mes (por 14 mensualidades) desde enero de 2020. En los últimos cinco años, desde 2015, el salario mínimo ha sumado un total de 301,4 euros, desde los 648,6 euros de 2015 hasta los 950 euros de 2020, lo que representa una subida acumulada del 46,5%.

Más noticias