Público
Público

Los gastos del Congreso Los diputados gastan cada vez más en viajes por España: 20,7 millones en 5 años

En el último año, 2019, los gastos ascienden hasta los casi 3 millones de euros. Tanto este año como en 2016 se redujo respecto al resto de ejercicios, debido a que tuvieron dos legislaturas que fueron fallidas y casi no hubo actividad en el Parlamento.

Pleno del Congreso de los Diputados (solemne apertura de las Cortes)
En 2019, los diputados se han gastado casi 3 millones en viajes por España / EFE

El Congreso ha gastado más de 20 millones de euros en los desplazamientos de los diputados en cinco años solo en territorio nacional. Sin contar con los viajes internacionales, los parlamentarios se han dejado 20.725.741 euros desde 2015 entre actividades parlamentarias, políticas y oficiales, según la propia clasificación de la Cámara Baja.

El portal de transparencia del Parlamento desglosa los gastos de los desplazamientos por España en cuatro trimestres, que van desde enero a diciembre. Estos gastos, que van con cargo a los Presupuestos del Congreso, engloban todos aquellos viajes dentro del Estado en distintos medios colectivos de transporte, y también los que se realizan en vehículo privado (gastos en función del kilometraje).

En el cómputo global de los cinco años, la tendencia del gasto ha sido creciente, aunque existen dos excepciones: 2016 y 2019. En estos ejercicios, los desplazamientos de los diputados supusieron un coste menor para la Cámara, que ahorró respecto al resto de anualidades.

Esto es así debido a que en estos años tuvieron lugar las dos legislaturas fallidas de la historia parlamentaria reciente, dos ciclos políticos en los que las Cortes apenas tuvieron actividad, y cuyos trabajos fueron lastrados por las repeticiones electorales.

En el último ejercicio, el de 2019, el Congreso gastó 2.974.206 euros. En este caso, las Cortes estuvieron disueltas entre el 5 de marzo y el 21 de mayo, y entre el 23 de septiembre y el 3 de diciembre. Desde el 1 de enero hasta el 31 de marzo, los diputados gastaron 1.004.282 euros (una cifra que incluye los gastos de gestión, de cancelaciones y de cambios, así como billetes emitidos pendientes de utilización).

La inactividad del parlamento se deja notar sobre todo el segundo trimestre, del 1 de abril al 30 de junio, donde la Cámara financia viajes por valor de 504.792 euros. Del 1 de julio al 30 de septiembre (periodo mayoritariamente activo), el gasto volvió a repuntar hasta los 832.825 euros. En el último trimestre del año 2019, del 1 de octubre al 31 de diciembre, se volvió a notar la disolución de las Cortes, y el gasto volvió a bajar hasta los 632.306 euros.

Salvando los ejercicios de 2016 y 2019, los gastos en desplazamientos por España han ido aumentando. En 2015 el gasto fue de 4.402.478 de euros y en 2017 el Presupuesto del Congreso destinó más dinero a los desplazamientos, llegando a los 4.574.027 de euros.

En 2016 el ejercicio se cerró con 3.755.962 de euros destinados a los viajes de los diputados. La actividad parlamentaria durante la primera mitad de 2016 estuvo lejos de ser la habitual; de hecho, las Cortes se constituyeron el 13 de enero y se disolvieron el 3 de mayo. Durante ese ejercicio, solo de enero a mayo el Congreso destinó más de un millón de euros para viajes por el Estado, mientras que de abril a junio los diputados se gastaron casi 700.000 euros.

El de 2018 es el ejercicio que recoge el mayor gasto. Ese año los parlamentarios se gastaron 5.019.068 de euros, lo que supone más de 440.000 euros de diferencia respecto a 2017.

Advertencia del Consejo de Transparencia

Pese a que existen datos trimestrales sobre los gastos de los diputados en sus viajes, el Congreso no destaca, precisamente, por tratar de evitar la opacidad, motivo por el que ha sido advertido por el Consejo de Transparencia. Esto es debido, entre otras cuestiones, a que, a pesar de que se puede consultar el dato del gasto total de los viajes de los diputados en territorio nacional, no se puede consultar qué grupos o parlamentarios realizan estos desplazamientos ni a qué se ha dedicado el dinero durante el viaje.

En el caso de los viajes al extranjero, sí que se detallan estos conceptos (destino del viaje, el motivo y la duración del desplazamiento, así como las personas que lo realizan y su coste total).

Sin embargo, desde 2017, el Congreso no cuantifica los gastos en dietas de los diputados que viajan al extranjero. La Mesa de la Cámara acordó suprimir el sistema de dietas para los viajes oficiales de los diputados con el fin de "racionalizar el gasto y aumentar la transparencia y el control sobre el mismo".

Antes de esta modificación, los parlamentarios utilizaban un sistema de dietas, donde se les asignaba 150 euros al día para viajes al extranjero y 120 euros al día para viajes en territorio nacional. Este sistema se sustituyó por uno de reintegros, y ahora los diputados sufragan por adelantado los gastos y luego remiten facturas al Congreso, pero estas facturas tampoco son públicas.