Público
Público

Los gastos del Parlamento Los diputados han gastado casi 18 millones de euros en viajes por España en cuatro años 

Mientras que en 2015 los parlamentarios gastaron algo más de cuatro millones de euros en desplazamientos por el Estado, el gasto ha tendido a aumentar y el último ejercicio, el de 2018, se cerró con un gasto superior a los 5 millones.

Publicidad
Media: 4
Votos: 6

Reunión del Pleno del Congreso de los Diputados / EFE

La austeridad no ha sido la tónica dominante en lo que se refiere a los viajes de los diputados, al menos en estos últimos cuatro años. Desde el 2015, los parlamentarios se han gastado casi 18 millones de euros en desplazamientos por el territorio nacional; en concreto, la cifra asciende a 17.751.537 de euros, según el cálculo efectuado con los datos que arroja el portal de transparencia de la Cámara Baja.

Estos gastos, que van con cargo a los Presupuestos del Congreso, se desglosan concretamente en función del tipo de actividad de cada viaje (parlamentaria, política y viajes oficiales) y engloba todos aquellos desplazamientos dentro del Estado en distintos medios colectivos de transporte, y también los que se realizan en vehículo privado (gastos en función del kilometraje).

Más allá del cálculo total, los distintos ejercicios muestran una tendencia creciente de los gastos desde el 2015 hasta el 2018. Con una única excepción: 2016, que se saldó con un gasto menor que el de 2015; sin embargo, esta situación viene motivada porque durante este año la actividad parlamentaria fue bastante atípica, ya que englobó dos legislaturas, una de ellas con un presidente del Gobierno en funciones.

Mientras que en 2015 el gasto fue de 4.402.478 de euros, el siguiente año el ejercicio se cerró con 3.755.962 de euros destinados a los viajes de los diputados. La actividad parlamentaria durante la primera mitad de 2016 estuvo lejos de ser la habitual; de hecho, las Cortes se constituyeron el 13 de enero y se disolvieron el 3 de mayo

Durante ese ejercicio, solo de enero a mayo el Congreso destinó más de un millón de euros para viajes por el Estado, mientras que de abril a junio los diputados se gastaron casi 700.000 euros. Aunque el gasto disminuyó entre 2015 y 2016, en 2017 el Presupuesto del Congreso destinó más dinero a los desplazamientos, llegando a los 4.574.027 de euros.

Una cifra que ha sido superada en el último ejercicio, el de 2018, año en el que los parlamentarios se gastaron 5.019.068 de euros, lo que supone más de 440.000 euros de diferencia respecto a 2017. El portal de transparencia del Congreso se estrenó en febrero de 2015 para dar cumplimiento a la ley de transparencia que España aprobó apenas unos meses antes.

El avance de la transparencia en la legislación y en las instituciones españolas se produjo al rebufo de sucesos como el que protagonizó el expresidente de Extremadura José Antonio Monago, que cargó 32 viajes viajes privados en business a Canarias al Senado en el año 2010, cuando era senador por designación autonómica, según avanzó en su día Público.

Los puntos flacos de la transparencia de las Cortes

Sin embargo, aunque se ha facilitado el acceso a los datos del Parlamento en estos últimos años, ni el Congreso ni el Senado tienen una nota alta en transparencia, motivo por el que han sido avisados por el Consejo de Transparencia. Esto es debido, entre otras cuestiones, a que, a pesar de que se puede consultar el dato del gasto total de los viajes de los diputados en territorio nacional, no se puede consultar qué grupos o parlamentarios realizan estos desplazamientos ni a qué se ha dedicado el dinero durante el viaje.

En el caso de los viajes al extranjero, sí que se detalla el destino del viaje, el motivo y la duración del desplazamiento, así como las personas que lo realizan y su coste total. Sin embargo, desde 2017, el Congreso no cuantifica los gastos en dietas de los parlamentarios que viajan al extranjero. La Mesa de la Cámara acordó suprimir el sistema de dietas para los viajes oficiales de los diputados con el fin de "racionalizar el gasto y aumentar la transparencia y el control sobre el mismo".

Antes de esta modificación, los diputados tenían un sistema de dietas, donde se les asignaba 150 euros al día para viajes al extranjero y 120 euros al día para viajes en territorio nacional. Este sistema se sustituyó por uno de reintegros, donde los parlamentarios abonan por adelantado los gastos y luego remiten facturas al Congreso, pero ni los datos ni las facturas son públicos.

Más noticias en Política y Sociedad