Público
Público

Trabajo a distancia El Gobierno ultima un acuerdo sobre teletrabajo en diálogo social, y no descarta llevarlo al Consejo de Ministros del martes

Sindicatos y patronal reconocen que ha habido avances importantes en las tres reuniones formales mantenidas hasta la fecha, aunque ambos afirman que aún hay detalles por limar en el texto. 

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, saluda al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. - EFE
La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, saluda al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. - EFE

El Gobierno y los agentes sociales ultiman estos días un acuerdo sobre la regulación del teletrabajo en el marco del diálogo social. 

Fuentes del diálogo social indican que el Ejecutivo ha manifestado su intención de limar todas las aristas que quedan en las próximas jornadas, y que no descarta llevarlo al Consejo de Ministros del próximo martes, el último antes del parón estival. 

La primera mesa de diálogo social tuvo lugar el 8 de julio, cuando la patronal aún mostraba sus recelos ante esta negociación

Desde el Ministerio de Trabajo y Economía Social, por su parte, no cierran la puerta a que se produzca una nueva reunión al arranque de la próxima semana. Inciden en su confianza en este marco, y repiten que no quieren forzar los tiempos del diálogo social.

El Ministerio de Yolanda Díaz convocó la primera reunión con los agentes sociales el 8 de julio, y desde entonces se han producido otras dos reuniones oficiales, además de intercambiarse varias propuestas.

De hecho, una negociación que empezó con el visto bueno de los sindicatos y los recelos de la patronal ha desembocado en un escenario en el que los representantes de los empresarios reconocen "grandes avances", como consecuencia de las aportaciones de todos los actores.

"El texto actual nada tiene que ver con el inicial", aseguran a Público desde la CEOE, aunque apuntan que aún quedan "cosas por pulir".

Y, como la CEOE, los sindicatos destacan que lo más importante es que la ley que finalmente resulte sea lo más completa posible, aunque pueda llevar más tiempo de lo previsto.

Los sindicatos dejan en segundo plano las prisas y reclaman armar una buena normativa, con carácter permanente

Incluso sin otra reunión presencial, a través de nuevos intercambios de propuestas, apuntan otras fuentes del diálogo social, el acuerdo podría ser viable la próxima semana. Cuestiones como la voluntariedad del teletrabajo "se ha fortalecido", añaden, y las posiciones corren hoy por vías menos alejadas.

Por su parte, fuentes sindicales inciden en que lo que toca, más allá de la urgencia en su tramitación, es armar un buen proyecto de ley, de carácter permanente.

Esto supondría, teorizan, que ante un nuevo confinamiento, en el caso de agravarse la situación de la pandemia del coronavirus, el hipotético nuevo decreto que regule el estado de alarma debería especificar qué artículos de esta ley serían de aplicación en una nueva situación excepcional, y cómo adaptarlos a este escenario.

Con todo, el salto registrado en apenas tres semanas es evidente. Si, cuando comenzaron las negociaciones, sindicatos y patronal criticaban que el Ministerio hubiera sometido a consulta pública su anteproyecto de ley de trabajo a distancia antes de contar con sus aportaciones, hoy los puentes parecen reconstruidos, y buena parte de los recelos iniciales se han disipado.

Más noticias de Política y Sociedad