Público
Público

La Ejecutiva de IU permite a Llamazares que negocie la formación del grupo con ERC

La dirección aún no ha decidido si se abstendrá o votará en contra de la investidura de Zapatero // Todo dependerá de los pactos que el PSOE pueda labrar con CiU y PNV

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Podrá haber reservas, pero desde luego no se reflejaron en la votación. Gaspar Llamazares pidió a los miembros de la Presidencia permiso para seguir negociando la formación de un grupo parlamentario “técnico” con ERC y, aunque parece más difícil, con Nafarroa Bai y BNG. Se lo dieron: 38 síes, 7 abstenciones y ningún voto en contra. Ha primado el instinto de supervivencia, el salvar la delicada situación económica haciendo de tripas corazón.

El respaldo claro, sin sustos, sentó bien a Llamazares. Y eso que el coordinador acusa ya un intenso cansancio. Su mirada cabizbaja y su rostro pálido lo ponían ayer de manifiesto. “Hay un gran margen de confianza para que IU tenga el mejor espacio y una identidad propia” en el Congreso, acorde con su millón de papeletas el 9-M. Llamazares supedita el voto favorable a José Bono como presidente de la Cámara al “grado de pluralismo” que demuestre el PSOE, poniéndole fácil la alianza con Esquerra.

IU llevará sus 50 propuestas de izquierdas al presidente

También sigue en el aire el apoyo a la investidura de José Luis Rodríguez Zapatero. El coordinador avanzó el “voto crítico”. Es decir, o abstención o rechazo. Dependerá de que el presidente acepte la reforma de la ley electoral y los “cambios de izquierdas”, para lo que IU presentará su propuesta de 50 puntos. El sentido del voto lo decidirá o la Permanente o la Presidencia, y no la comisión. Pero si el PSOE opta por PNV y CiU, hay poco que discutir.