Público
Público

Emergencia coronavirus El Gobierno prevé reactivar las actividades en las que se garantice la seguridad de los trabajadores

Se volverá a las restricciones del primer estado de alarma, pero se incorporará de forma gradual a más sectores en los que se pueda mantener la distancia social con medidas de seguridad.  Se estudia flexibilizar el confinamiento para dejar salir con niños y niñas, y hacer deporte individualmente. Los sindicatos piden que se haga gradualmente y exigen que "sin protección no haya reactivación".

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. EFE/MONCLOA/Borja Puig de la Bellacasa
La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. EFE/MONCLOA/Borja Puig de la Bellacasa

manuel sánchez / alejandro lópez de miguel

El Consejo de Ministros aprobará hoy una nueva prórroga del estado de alarma hasta el próximo 26 de abril en la que, previsiblemente, modificará algunas de las normas de confinamiento que han regido hasta ahora y abrirá las puertas a una mayor actividad productiva que la permitida en el primer decreto del 14 de marzo.

Lo que decaerá en este nuevo periodo de estado de alarma, como ya anunció Publico, es el permiso retribuido y las restricciones a otras actividades económicas que no fueron paralizadas en los primeros quince días que se decretó el confinamiento social y la suspensión de la actividad productiva.

Por ello, según fuentes consultadas, el Gobierno se muestra favorable a permitir que vuelvan a la actividad otros sectores que llevan parados desde el primer estado de alarma, con la salvaguarda de que la reactivación de cualquier actividad estará sujeta a que se garantice la seguridad de los trabajadores ante el contagio del coronavirus.

De hecho, así lo apuntó el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, quien dijo que para esta vuelva a la actividad se tendrá en cuenta “la relevancia de estos sectores respecto a la economía y su impacto social. Pero también las posibilidades de mantener medidas de seguridad y el distanciamiento social",  afirmó.

Por ello, es posible que la reapertura de distintas actividades económicas conlleve un protocolo de actuación con normas de obligado cumplimiento para empresas, trabajadores y consumidores, que se irá concretando de forma gradual.

En la reunión celebrada en la tarde del lunes por videoconferencia entre el equipo económico del Gobierno -estuvieron las vicepresidentas Nadia Calviño y Teresa Ribera; las ministras de Hacienda, María Jesús Montero; de Trabajo, Yolanda Díaz y de Industria, Reyes Moroto; y los ministros de Inclusión,  José Luis Escrivá y de Agricultura,  Luis Planas; con los representantes de UGT, CCOO, CEOE y CEPYME-, se exigió por parte de estos últimos que el Ejecutivo debe garantizar las medidas y los equipos necesarios de protección a los trabajadores y trabajadoras ante de reiniciar cualquier actividad del sistema productivo.

Se propone crear una mesa sectorial para diseñar las medidas  y normas de seguridad ajustadas a cada sector

En este sentido, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, afirmó que “sin protección no puede haber reactivación” y exigió al Gobierno que facilite todos los medios necesarios, así como que vigile su cumplimiento por parte de las empresas.

Para ello, se ha propuesto crear una mesa sectorial para diseñar las medidas y normas ajustadas a cada sector de acuerdo con las normas dictadas para combatir la pandemia,. Esta propuesta que fue bien acogida por el Gobierno. También se pidió que la actividad sea reanudada de formar gradual.

Flexibilzar el confinamiento

En cuanto al confinamiento de la población, también se siguen barajando distintas posibilidades para flexibilizar la medida adoptada el 14 de marzo. El propio ministro de Sanidad, Salvador Illa, ya apuntó que se está estudiando permitir salir con niños y niñas a la calle o hacer deporte individualmente, aunque si finalmente se da el paso de levantar estas prohibiciones será también con medidas restrictivas y pautadas.

Illa insistió este lunes en que la decisión no está tomada todavía, y vinculó su aprobación a cómo evolucionaran los datos de contagios en los últimos días, aunque los resultados hasta ahora están siendo positivos. El ministro añadió que la decisión se tomará en "base a evidencias científicas":

De todas formas, otras medidas aconsejadas para los expertos para ir reduciendo el confinamiento se podrán ir tomando a lo largo de estas tres semanas, en función de cómo vaya evolucionando los datos y siempre según las indicaciones de las autoridades sanitarias.

Más noticias de Política y Sociedad