Público
Público

Emergencia del coronavirus Sánchez fija hoy los criterios comunes para la desescalada y evitar el choque con los planes de las autonomías

Salvo excepciones, se mantendrá el confinamiento y no se reanudará la actividad como mínimo hasta el 10 de mayo. Se regularán las medidas de seguridad para trabajadores y consumidores para empezar a reabrir sectores. Canarias, Baleares, gran parte de Murcia y una decena de provincias serán las regiones que podrá volver a la normalidad con mayor rapidez.

Sánchez anuncia posibilidad de hacer deporte tras el 2 de mayo
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una imagen de archivo.

MANUEL SÁNCHEZ / ALEJANDRO LOPEZ DE MIGUEL

El Gobierno aprobará este martes las condiciones mínimas para la desescalada del confinamiento y la vuelta a la actividad económica que deberán cumplir todas las comunidades autónomas, con la idea de ordenar los diferentes planes que ya han elaborado la mayoría de ejecutivos autonómicos.

Será el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien comparezca tras el Consejo de Ministros para explicar cómo encauzar la situación, en un intento por evitar que cada una de las comunidades vaya por su lado, o que se produzcan nuevos choques entre ellas a cuenta de las medidas a adoptar en esta fase de la pandemia del coronavirus.

El plan de desescalada, anunciado el sábado por Sánchez, es producto de "más de tres semanas" de trabajo, y "el corazón de su desarrollo" es un informe independiente de los expertos que asesoran al Gobierno, siempre según el jefe del Ejecutivo. El lunes, Sánchez conversó sobre esta hoja de ruta con los presidentes de las comunidades autónomas.

El Gobierno quiere dirigir a toda costa el proceso de desescalada, como ya anunció el ministro de Sanidad, Salvador Illa, pero también quiere evitar el enfrentamiento con las comunidades autónomas, que tienen sus propios criterios.

El levantamiento de las medidas de confinamiento, decía Illa el lunes, se hará "paso a paso, de manera coordinada" y "de acuerdo a criterios homogéneos". La covid-19 no ha golpeado con la misma dureza a todos los territorios, y algunos presidentes autonómicos ya han dado a conocer sus planes de desconfinamiento.

Por el momento el Gobierno sólo ha dado a conocer las normas comunes marcadas en el informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, que contemplaba el cumplimiento de cuatro requisitos antes de suavizar el confinamiento: asistencia sanitaria (atención primaria, itinerarios separados para la atención del coronavirus, etc); vigilancia epidemiológica; identificación y contención precoz de fuentes de contagio y medidas de protección colectivas. Los expertos dicen que con estas cuatro capacidades estratégicas, "se podrán tomar decisiones que permitan un progresivo aumento de la movilidad y de actividad laboral".

Hasta el 10 de mayo, salvo excepciones

El Gobierno tendrá que fijar hoy esas decisiones en cuanto a fechas, actividades que se reanudan y las zonas que primero volverán a la situación que ha venido a denominar como nueva normalidad. Sobre la fecha para comenzar la desescalada, todo apunta que el desconfinamiento y la reapertura de los primeros negocios o actividades económicas no llegarán hasta que concluya la tercera prórroga del estado de alarma, es decir, hasta el 10 de mayo, aunque podría haber algunas excepciones en determinados territorios.

Hasta entonces, y siempre condicionándolo a que la curva de contagios siga disminuyendo, previsiblemente el Gobierno se limitará a permitir pasear -en principio, acompañados- y hacer deporte de forma individual, a partir del 2 de mayo, para lo que se pondrían implantar horarios, según informó la Cadena Ser, aunque la decisión todavía no está tomada.A eso se suma la medida adoptada este domingo, la flexibilización del confinamiento para niños y niñas menores de 14 años, que ya pueden pasear una hora al día, pero el confinamiento general seguirá en las mismas condiciones.

Todo está condicionado a las medidas de seguridad de los trabajadores, que se pactarán con los agentes sociales

En cuanto a la vuelta a la actividad, se cree que será progresiva por sectores y que se condicionará a medidas de seguridad para trabajadores y consumidores, unas medidas que se pactarán con los agentes sociales que ya tienen elaborada su propuesta. También se regulará las medidas de seguridad en el transporte público. No obstante, en el Consejo de Ministros de la semana pasada el Ejecutivo prorrogó otros dos meses su recomendación de priorizar el teletrabajo en los sectores en los que sea posible.

Andalucía quiere abrir los comercios el 11 de mayo

Además, en cooordinación con las comunidades autónomas, Sánchez tendrá que anunciar los territorios donde antes será posible volver a una cierta normalidad. En este sentido, todo apunta que Canarias y Baleares están en los primeros puestos, así como gran parte de Murcia. Hay otras comunidades con casi todos los requisitos cumplidos, como Asturias; Cantabria; Andalucía; Galicia o Extremadura, aunque la situación no sea homogénea en todas sus provincias.

De hecho, se aconseja tomar medidas en el ámbito provincial, donde, según fuentes de Sanidad, hay más de una decena de provincias que ya cumplen con las condiciones marcadas.

El lunes, Illa reconoció que el nuevo plan del Ejecutivo considera la provincia como "la unidad territorial de preferencia" para este proceso de desconfinamiento. "La pandemia no ha golpeado a todas las zonas del país con la misma intensidad. Y, por tanto, la desescalada, además de ser gradual, tiene que ser asimétrica", adelantó Sánchez en su comparecencia del sábado.

Las Comunidades, sin embargo, tienen sus propios planes. Andalucía ha anunciado que el comercio podrá abrir a partir del 11 de mayo; y la restauración a partir del 25. El Gobierno de Canarias quiere abrir los comercios el 27 de mayo, y permitir que la población tenga libertad de movimiento en días alternos.

En el País Vasco, por su parte, se propone la reapertura de teatros y museos, así como la vuelta a clase en institutos; en Catalunya se quiere autorizar el retorno de las personas sanas a los puestos de trabajo y después su salida a la calle, mientras que en Madrid se propone, entre otras cosas, ampliar las terrazas de los restaurantes y bares.

Pero será el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien comparezca hoy martes para explicar cómo encauzar tanto propuesta e intentar que cada comunidad no vaya por su lado, algo que preocupa y mucho al Ejecutivo.


Más noticias