Público
Público

Referéndum 1-O Rufián a Rajoy: "Le exijo que saque sus sucias manos de las instituciones catalanas"

Los diputados de ERC han abandonado el pleno del Congreso en señal de protesta por la actitud del Gobierno ante la situación en Catalunya.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

El portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en Congreso, en la que ha pedido al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, que saque "sus sucias manos" de las instituciones catalanas.. EFE/Emilio Naranjo

Con un plantón. Esa ha sido la fórmula elegida por los diputados de ERC para protestar por las detenciones de varios cargos públicos de la Generalitat de esta misma mañana. 

"Usted y sus lacayos están deteniendo a cargos electos catalanes simplemente por sus ideas. Le pido y le exijo que saque sus sucias manos de las instituciones catalanas", le espetó Gabriel Rufián (que no Joan Tardà como estaba previsto en un primer momento) al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, antes de abandonar, junto a sus compañeros, el hemiciclo.

"Sepa usted que por cada uno que detenga hay cientos dispuestos a respetar el mandato popular que tenemos detrás. La voluntad del pueblo de Catalunya es imparable. Es una lucha por los derechos civiles. Y ahora marchamos a apoyar a nuestros amigos", agregó a modo de despedida. 

Mientras los republicanos se preparaban para abandonar sus escaños, Rajoy aprovechaba su turno de la sesión de control al Gobierno para "dudar" del sentido de "democracia" de su interlocutor.

 "No le voy a explicar a usted, que no tiene ningún sentido del Estado de derecho porque le tiene sin cuidado, que esa es una operación ordenada por el juez para garantizar que se cumple la ley", se defendió el presidente del Ejecutivo central. "Mientras ustedes se empecinan en sus errores, se salten la ley y quieran pasar por encima de todos, peor para todos. Yo estoy cumpliendo con mi obligación", volvió a amenazar veladamente. 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, responde a preguntas de los periodistas tras la sesión de control al Ejecutivo en el Congreso. EFE/Fernando Villar

Tras su respuesta, los diputados de ERC abandonaron sus escaños y, una vez más, el hemiciclo se convirtió en una batalla dialéctica. Los naranjas de Albert Rivera les dijeron adiós irónicamente con la mano, con la consiguiente respuesta de quienes estaban bajando por las escalinatas. Fue la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, quien puso fin al caos. "Tengan respeto", exigió a unos y otros en un tono de evidente enfado. 

"Estaban avisados"

Luego, en los pasillos del Congreso, el jefe del Gobierno ha apelado a la ley y al Estado Derecho para justificar las detenciones de altos cargos catalanes por el referéndum del 1-O. "Estaban avisados", ha recalcado Rajoy en declaraciones a losperiodistas.

"No hay ningún Estado democrático en el mundo que acepte lo que están planteando estas personas; estaban avisados, sabían que el referéndum no se podía celebrar porque es liquidar la soberanía nacional y el derecho que tienen todos los españoles a decidir lo que quieren que sea su país", ha insistido.

Porque, en su opinión, "si en España no se cumple la ley lo que habrá será injusticia, arbitrariedad, y la ley del más fuerte, y eso sinceramente no lo podemos aceptar de ninguna de las maneras".

El jefe del Ejecutivo ha pedido "una rectificación" al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, al que también ha instado a que "cumpla la ley" y dé "marcha atrás" a un reto independentista que ha calificado de "disparate que no conduce a parte alguna.

No se arregla "con amenazas y con la fuerza"

Durante la sesión de control,el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha señalado a Rajoy que ante el "problema" abierto en Catalunya el Gobierno no puede "escudarse" detrás de los jueces o los fiscales. A su entender, se trata de un asunto que "no se va a arreglar con amenazas y con la fuerza" ni apelando solo al cumplimiento de la ley.

Aitor Esteban, portavoz del PNV, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso de los Diputados. E.P.

Esteban ha señalado que lo que empezó siendo un problema económico-competencial ha terminado, fruto de las acciones o inacciones del Gobierno del PP, en un "auténtico conflicto social con fondo catalán clarísimo", en el que se ofrece como única respuesta el cumplimiento de la ley.

El portavoz de los nacionalistas vascos ha repasado lo ocurrido en los últimos días, con entradas en imprentas, bloqueo de las cuentas catalanas, "amenaza" a alcaldes si no acuden al llamamiento del fiscal, al estilo del actor Tom Cruise en la película "Minority Report porque "están seguros de que van a cometer una ilegalidad". Y hoy, ha proseguido, se han despertado con la noticia de los registros y la detención de cargos públicos de la Generalitat. A su juicio, este "problema" no puede escudarse detrás de los jueces o los fiscales porque "no se va a arreglar con amenazas y con la fuerza". Es más, ha dicho "discrepar" sobre el hecho de que no pueda celebrarse un referéndum en Cataluña porque se podría haber acordado y adoptado unas condiciones.

Sin embargo, Rajoy ha criticado que se quiera liquidar el ordenamiento jurídico, pasando por encima todos los trámites democráticos. A su entender, no se puede permitir que se produzcan "atropellos" como los que se vivieron en el Parlamento catalán a primeros se septiembre porque entonces solo les quedaría "la injusticia y la arbitrariedad". "Que nadie cuente conmigo para liquidar la unidad de España y la soberanía nacional, para eso no me dedico a la vida política", ha concluido.

Apoyo "inequívoco" del PSOE al Gobierno

Por su parte,  portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, ha garantizado que su partido está "muy unido" en la defensa de la legalidad y en el apoyo "claro e inequívoco" al Gobierno respecto a Cataluña y ha asegurado que serán siempre un "puntal básico" en la protección de los derechos y libertades.

La portavoz parlamentaria socialista, Margarita Robles, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno, en el Congreso de los Diputados. EFE/Fernando Villar

Robles, cuyo grupo rechazó este martes una proposición no de ley de Ciudadanos de respaldo al Ejecutivo en la defensa del Estado de Derecho, ha incidido en los pasillos de Congreso que su partido "no necesita comunicados ni proposiciones más o menos oportunistas". "Nuestro compromiso con el Estado de Derecho y su apoyo al Gobierno es claro e inequívoco", ha dicho la portavoz socialista a los periodistas, un compromiso que después ha reiterado dentro del hemiciclo al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la sesión de control.

Ha insistido en la "posición de Estado" del PSOE "por encima y al margen de propuestas como la de ayer de Ciudadanos que lo único que buscaba era dividir y un protagonismo de quien la propuso". "No tenía la intención de unir a las fuerzas constitucionalistas, sino más bien buscar protagonismos personales", ha recalcado.

En cualquier caso, ha dicho que el debate interno que suscitó la propuesta "es la señal de que la política es algo activo y de que aquí no se trabaja a la búlgara".

Más noticias en Política y Sociedad