Público
Público

Los escándalos de la monarquía El Gobierno evita pronunciarse sobre el escándalo fiscal de Juan Carlos I: "No vamos a hablar de ningún contribuyente"

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, asegura que el Ejecutivo va a "seguir colaborando con la justicia desde la Agencia Tributaria y desde donde sea, para que todos los contribuyentes cumplan con sus obligaciones fiscales sean de donde sean o vivan donde vivan".

Juan Carlos I
Juan Carlos I en una imagen de archivo. EFE.

alexis romero / manuel sánchez

Hacienda no tiene la intención de dar ninguna información sobre la petición de Juan Carlos I para regularizar parcialmente su situación fiscal; en concreto, el objeto de esta regularización sería la actividad vinculada a unas tarjetas opacas, propiedad del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause, que varios miembros de la familia real habrían utilizado en varias ocasiones.

"No voy a hablar de ningún contribuyente", ha asegurado de forma tajante la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, que sí que ha avanzado que el Ejecutivo seguirá "colaborando con la justicia desde la Agencia Tributaria y desde donde sea, para que todos los contribuyentes cumplan con sus obligaciones fiscales sean de donde sean o vivan donde vivan".

Montero estuvo toda la conferencia de prensa echando balones fuera, para decir que el Gobierno no se pronuncia ni sobre este tema, ni sobre el silencio del rey en cuanto a la carta enviada por militares retirados contra el Gobierno "socialcomunista" , dando a entender que toda decisión recaerá en la Casa Real y que el Gobierno quiere quedarse al margen..

Una y otra vez, ante distintas preguntas sobre si la Casa Real debería pronunciarse, contestó que el Gobierno "no opina" e indicó que corresponde a la Casa Real pronunciarse sobre el rey emérito y "si lo tiene a bien", lo dirá cuando "lo tenga a bien".

Montero dice que la Casa Real se pronunciará "si lo tiene  a bien, y cuando lo tenga a bien"

"Tenemos una separación absoluta de las funciones que nos corresponden y corresponde a la Casa Real pronunciarse en las materias que tienen que ver con el rey emérito o cuestiones de investigaciones a personas vinculadas con la Casa Real. Nosotros respetamos y colaboramos con las actuaciones judiciales. Lo que tenga que decir la Casa Real o el rey, lo planteará cuando lo tenga a bien", insistió.

En cuanto a la carta que varios exmilitares retirados han escrito a Felipe VI, "no vamos a hacer ninguna valoración sobre lo que quiera trasladar el rey"", dijo la portavoz del Gobierno.

Más noticias