Público
Público

Estrategia Cs La cuadratura del círculo de Cs: quiere volver al centro, pero sin tocar sus pactos con Vox

Durante este último año, Ciudadanos no ha confrontado directamente con Vox, conscientes de que les debían sus cuotas de poder y que les necesitaban para los presupuestos. De hecho, Rivera evitaba calificar al partido como ultraderecha.

El líder de Ciudadanos en Madrid, Ignacio Aguado y la portavoz de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, en al acto de toma de posesión de Díaz Ayuso. EFE / Mariscal

marta monforte

Ciudadanos quiere entrar en nueva etapa tras el descalabro electoral del pasado 10 de noviembre y la dimisión del que fuera su líder durante 13 años, Albert Rivera. Fuentes de la gestora —que actualmente dirige el partido hasta la celebración del Congreso extraordinario en el mes de marzo— señalan que una de sus prioridades en este nuevo ciclo será volver a sus "esencias centristas" revertiendo la derechización del partido, que se intensificó cuando la Ejecutiva decidió vetar al PSOE de los pactos de Gobierno, estableciendo al PP de Pablo Casado como su "socio prioritario".

Este acuerdo —que se saldó con dimisiones en el núcleo duro de Rivera tras las elecciones generales del 28 de abril— provocó que en aquellas autonomías en las que los 'naranjas' podían pactar con los socialistas y también con los 'populares', eligieran siempre a estos últimos. La decisión de decantarse hacia los conservadores también les obligó a trazar alianzas con la ultraderecha, cuyos votos fueron necesarios para constituir los gobiernos de Madrid, Murcia y Andalucía, además de algunos municipios como el de la capital.

Durante este último año —desde la irrupción el partido ultra en Andalucía hasta las pasadas elecciones— Ciudadanos no ha confrontado directamente con los de Santiago Abascal, conscientes de que les debían sus cuotas de poder. De hecho, Rivera evitaba calificar al partido como ultraderecha y en las pocas alusiones a Vox les llamaba populistas o conservadores: "Yo no soy un analista político", repetía machaconamente el exdirigente al ser preguntado por la formación. 

Fuentes de la gestora de Cs destacan: "Somos los que más incomodamos a Vox"

Ahora aseguran que, si arranca la legislatura, las diferencias con los ultraderechistas se harán tangibles en el día a día del Congreso y citan el ejemplo de la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, que recientemente abroncó al portavoz de Vox en el consistorio, Javier Ortega Smith, tras negar la violencia machista: "En Europa, cuando surge un movimiento totalitario, lo primero es eliminar a los liberales. Somos los que más incomodamos a Vox", defienden. A juicio de los 'naranjas', al defender "por igual" la unidad de España y las libertades individuales, lo que "limita la discusión" al campo ideológico. Asimismo, critican que a la izquierda "no le cueste nada volverse nacionalista" y aseguran que esa es una batalla que van a dar.

Sin embargo, desde la actual dirección del partido no se plantean romper los pactos con Vox y tampoco con el PP. Alegan que "es importante" cumplir con los acuerdos firmados, aunque ello suponga depender de la extrema derecha para sacar adelante los presupuestos en las comunidades y ciudades donde gobiernan. Esta misma semana Más Madrid, la formación de Iñigo Errejón, se ofreció a pactar los presupuestos con los 'populares' y Ciudadanos a cambio de dejar fuera a Vox.

Los 'naranjas' ya han rechazado la oferta. Justifican su decisión al situar "en el mismo nivel de populismo" ambas formaciones y destacan "mas coincidencias" de carácter económico con Vox -aunque critican su vertiente proteccionista-, no así en el ámbito ideológico. "Cuanta más luz les dé más se verá dónde chocan con nosotros", señalan. "Europa va a ser un eje importantísimo".

Cs apostará por los temas sociales de marca 'liberal'

Desde la formación 'naranja' identifican "varias cuestiones" para explicar el mal resultado de noviembre, principalmente estratégicas y coyunturales y admiten que es los pactos con Vox les han "penalizado", pero reconocen que volverían a pactar con los ultraderechistas en Andalucía, atendiendo al criterio de regeneración política que, sin embargo, no han cumplido en otros territorios como Castilla y León, Murcia o Madrid, donde el PP lleva décadas gobernando.

Para tratar de alejarse de la imagen de derechización aseguran las citadas fuentes que en el Congreso priorizarán "temas transversales" enmarcados en el ámbito progresista como la aprobación de la ley de la eutanasia o la legalización del cannabis para uso terapéutico, aunque también apostarán por regular los vientres de alquiler, una propuesta que no convence ni a izquierda ni a derecha, aunque por motivos muy distintos. 

También darán más importancia al ecologismo: "En Europa muchos verdes se adhieren al grupo liberal. Fuentes cercanas a Inés Arrimadas aseguran que la actual portavoz está más interesada que su antecesor en esta cuestión. En Cs, identifican que "lo que puede salvar el medio ambiente es la tecnología", aunque también destacan que tratarán de limitar el número de emisiones, aunque ello suponga fiscalizar más a las empresas. El partido, al tener tan poca representación en la Cámara Baja, no podrá proponer un gran número de medidas, pero aprovechará las enmiendas para visibilizar sus argumentos.

Más noticias de Política y Sociedad