Público
Público

ETA da instrucciones a los radicales para formar un partido

El Gobierno asegura que no se les va a permitir el "subterfugio" y califica de "irresponsable" que Urkullu diga que se va contra PNV

EUROPA PRESS

El consejero del Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, afirmó hoy que tiene conocimiento de que se están produciendo movimientos "en los radicales abertzales para ser un partido legal" en una estrategia marcada por ETA. Además, aseguró que no se les va a permitir "este subterfugio y engaño", y rechazó que haya alguna posibilidad de que exista un final dialogado con ETA.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, Ares afirmó que "no hay ninguna posibilidad de un final dialogado con ETA", y calificó de "absolutamente irresponsables" las declaraciones realizadas por el presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, en las que aseguró que se trata de desalojar a su partido también de los ayuntamientos y diputaciones. "La operación es contra ETA", aseguró el consejero.

"A ETA lo único que le queda por hacer es dejar definitivamente la actividad terrorista y, mientras siga manteniéndola, utilizaremos todos los instrumentos del Estado de Derecho para perseguir a los terroristas, ponerlos a disposición de la Justicia y que respondan de sus crímenes", destacó.

A su juicio, "los partidos que siguen abogando por ese final dialogado deberían reflexionar y entender que lo que hay que exigir a ETA es que desaparezca definitivamente de nuestras vidas". "En concreto, el PNV debería aclararse porque unos días dicen una cosa y otra dice otra", añadió.

En este sentido, le emplazó a que "vuelva a releerse algunas declaraciones u opiniones políticas del presidente del PNV de su propio blog, donde decía con toda claridad que ETA tiene que desaparecer", que tienen que emplearse "todos los instrumentos del Estado de Derecho" para combatirla y que "no se puede pretender dialogar con una banda terrorista".

"Por tanto, hay que utilizar todos los instrumentos del Estado de derecho para combatir a ETA y ese combate se debe hacer desde todos los partidos democráticos y sería muy deseable que todos los partidos democráticos le dijésemos con toda claridad a ETA juntos, permanentemente, que no hay nada de qué dialogar con una banda terrorista, que lo único que tiene que hacer es desaparecer definitivamente", apuntó.

Según aseveró, "cuando ETA desaparezca definitivamente tenemos el problema resuelto, otra cosa es que habrá otros muchos problemas en Euskadi que habrá que abordarlos en el debate político normalizado entre partidos legales y democráticos".

Para Ares, los nacionalistas "piensan que el final de ETA puede satisfacer reivindicaciones del conjunto del nacionalismo y es una equivocación". "El final de ETA tiene que ser el final de una banda terrorista y las reivindicaciones legítimas de los partidos democráticos nacionalistas se tienen que resolver desde el debate político y el juego democrático", dijo.

Por ello, pidió "responsabilidad, altura de miras y firmeza democrática a todos los partidos democráticos porque no podemos dejarnos engañar de las pretensiones de ETA o de quienes forman parte de su mundo".

"Conocemos los movimientos que se están dando en el mundo de los radicales abertzales respondiendo a una estrategia de ETA para intentar convertirse en partido legal. No estoy dando una opinión, conocemos esos movimientos, y las instituciones democráticas, el Estado de Derecho no va a permitir y no puede permitir que el entorno de ETA, con dirigentes de partidos políticos ilegalizados a la cabeza, se conviertan en un partido legal para seguir defendiendo lo mismo que defendían antes de ser ilegalizados: pretender amparar, justificar y dar cobertura a la banda terrorista ETA", señaló.

El responsable vasco de Interior consideró que se trata de "intentos de buscar subterfugios, de engaño al conjunto de la sociedad vasca porque no es la primera vez que lo intenta el mundo de ETA", en alusión, entre otros ejemplos, a la candidatura en las europeas de Iniciativa Internacionalista.

"También hubo un debate absolutamente inoportuno, con partidos defendiendo la posibilidad de que estuviera en las elecciones y deberán reconocer que, después de comprobar lo que pasó en la campaña electoral con Arnaldo Otegi de estrella, haciendo sus mítines y especialmente después de que uno de sus principales promotores hiciera declaraciones tan intolerables e impresentable como después del asesinato de Puelles, se comprobará que estaba absolutamente instrumentalizado", señaló.

Más noticias de Política y Sociedad