Público
Público

Rebelión de alcaldes La FEMP suspende su Junta de Gobierno de este viernes por la falta de acuerdo sobre los 5.000 millones de superávit

La reunión estaba prevista para las 18.00 horas y se suspendió una hora y media antes. El presidente de la FEMP, Abel Caballero, había tratado de aplacar la rebelión de alcaldes socialistas y de Unidas Podemos sobre el acceso condicionado al superávit por parte de las corporaciones locales. No hay fecha fijada para la celebración de una nueva Junta.

Caballero asegura que los ayuntamientos tienen 'recursos para utilizar'
El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, en una imagen de archivo.

Alejandro lópez de miguel / manuel sánchez

La rebelión de alcaldes ha forzado a la FEMP a modificar sus planes. Fuentes de la dirección de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) trasladan a Público que la Junta de Gobierno de este viernes, prevista para las 18.00 horas, ha sido finalmente suspendida, dada la falta de consenso en torno a la propuesta del Gobierno para que las corporaciones locales pudieran gastar 5.000 millones de euros de su superávit. 

Abel Caballero negoció este jueves algunas mejoras a la propuesta del Ejecutivo con el propio Pedro Sánchez

Buena parte de los alcaldes del PSOE, de Unidas Podemos y, por supuesto, del PP, se oponían a la propuesta del Gobierno, que pasaba por autorizar a los ayuntamientos a gastar hasta 5.000 millones, a cambio de que entregaran al Estado un total de 14.000, para que les fuera reintegrado en un plazo de 10 años.

El Ejecutivo, además, dotaba a este gasto de sus remanentes de tesorería de carácter finalista, acotándolo a tres objetivos: "Agenda urbana y movilidad sostenible, cuidados de proximidad y cultura".

La suspensión de esta reunión, conocida apenas una hora antes del arranque de la misma, llega tras una jornada marcada por las incesantes y discretas negociaciones. El presidente de la FEMP, Abel Caballero (también alcalde de Vigo), comenzó a discutir el jueves sobre esta propuesta con el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. 

Fuentes de la FEMP explicaron a este diario que Caballero logró arrancar algunas mejoras al jefe del Ejecutivo con respecto a la propuesta inicial, si bien estas no trascendieron. 

La reunión ha sido finalmente suspendida porque, en el caso de someterse la propuesta del Gobierno a votación, como era lo previsto, lo más probable es que no hubiera salido aprobada. Actualmente, en la Junta de Gobierno de la FEMP hay 12 alcaldes socialistas, 11 del PP, uno de Izquierda Unida y uno de Cs.

En principio, Caballero sólo tenía asegurado los doce votos socialistas, aunque también existe un gran malestar entre los ediles del PSOE con esta propuesta. De hecho, según fuentes consultadas, se ha podido constatar que la iniciativa del Gobierno había causado más malestar entre los propios alcaldes socialistas de lo que esperaban en el propio partido y en la FEMP.

La propuesta del Gobierno, de haber sido sometida a votación, no habría sido aprobada

Oficialmente, se ha justificado la suspensión porque los alcaldes han pedido más tiempo para estudiar la propuesta del Gobierno y conocer en detalle su contenido, aunque el rechazo a las líneas generales planteadas por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, es generalizado.

Esto supone todo un varapalo para el Gobierno que prendía aprobar el gasto de este superávit por real decreto este mismo mes de julio, con dos claros objetivos: inyectar 5.000 millones de euros a la economía y, además, ingresar en sus arcas los 9.000 millones de euros restantes que tienen de superávit los ayuntamientos.

Fuentes socialistas consultadas siguen confiando en que se llegará un acuerdo en torno a la propuesta, aunque habrá modificaciones a lo planteado por el Gobierno. En este sentido, apuntan que son los ayuntamientos los máximos interesados en poder disponer de este dinero cuanto antes. No obstante, no hay fecha fijada para la celebración de una nueva reunión de la Junta de Gobierno de la FEMP.

Por su parte, fuentes de IU creen que tras lo ocurrido en tarde de este viernes ha quedado demostrado que llevaban razón cuando planteaban que no hubiera precipitación a la hora de aprobar este asunto. No obstante, consideran que sigue abierta la puerta para alcanzar un acuerdo coherente con los pactos de Gobierno y para recuperar el consenso en la FEMP.

Más noticias