Público
Público

El escolta de Puigdemont La Fiscalía pide seis años de prisión para el exconseller, Miguel Buch, por el escolta de Puigdemont en Bélgica

El escrito de acusación atribuye a Buch los presuntos delitos de malversación y prevaricación, y también acusa al sargento de Mossos d'Esquadra Lluís Escolà como cooperador necesario.

Pla mitjà del conseller d'Interior, Miquel Buch, durant la sessió de control al Parlament. SÍLVIA JARDÍ / ACN
El exconseller de Interior, Miquel Buch, durante una sessión de control al Parlament en una foto de archivo. SÍLVIA JARDÍ / ACN.

La Fiscalía Superior de Catalunya ha pedido condenar al exconseller de Interior Miquel Buch a seis años de prisión y 15 de inhabilitación por supuestamente facilitar servicio de escolta al expresidente del Govern Carles Puigdemont en Bélgica.

El escrito de acusación atribuye a Buch los presuntos delitos de malversación y prevaricación, y también acusa al sargento de Mossos d'Esquadra Lluís Escolà como cooperador necesario.

El fiscal sostiene que Buch decidió facilitar a Puigdemont un servicio de protección en el extranjero con "personas de su estricta confianza a costa del erario público".

La acusación calcula que el sueldo de Escolà como asesor durante ese tiempo superó los 52.700 euros en total, y sostiene que no hizo funciones de asesor del conseller --tacha sus informes de estar "plagados de generalidades, por corresponderse con la recopilación de otros textos"-- y lista 18 viajes a capitales europeas en los que el sargento supuestamente dio protección a Puigdemont.

En el escrito, el fiscal afea que Buch designó a Escolà como asesor en sistemas de seguridad en "un acto de mera arbitariedad" y con la única intención de que escoltara a Puigdemont a pesar de que el Tribunal Supremo (TS) ya le había declarado en rebeldía por no comparecer en la causa por el 1-O.

Cargos del Interior

Para el juicio, que será en la Audiencia de Barcelona, el fiscal propone interrogar como testigos a varios mossos y al entonces director del cuerpo, Andreu Martínez.

También pide interrogar al sucesor de Martínez, Pere Ferrer, que entonces era el jefe de gabinete de Buch, y al ex secretario general del Departamento Brauli Duart.

Más noticias