Público
Público

Garzón dice que para él Gordo y Pérez están "de facto" fuera de IU

El aspirante a candidato a la presidencia del Gobierno por Izquierda Unida apunta que los portavoces de IU en el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid "no forman parte de la nueva IU". La vieja guardia de Madrid le contesta diciendo que deje de "hacer daño" a la federación.

EUROPA PRESS / PÚBLICO

Izquierda Unida continúa con su guerra interna. Alberto Garzón, el candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, ha señalado este sábado que para él los portavoces de la Comunidad de Madrid, Gregorio Gordo, y del Ayuntamiento, Ángel Pérez, a los que la Presidencia abrió anoche un expediente, están "de facto" fuera de la organización. De hecho, el PCE ha decidido suspender cautelarmente de militancia a ambos.

El diputado por Málaga ha asegurado que comparte la decisión de la Presidencia de IU de abrir un expediente a los portavoces madrileños, a los que se responsabiliza políticamente del comportamiento de los consejero que la formación tenía en Caja Madrid y del escándalo de las tarjetas opacas.

"Estamos construyendo una nueva IU para un nuevo tiempo político y hay que dejar ya atrás todo lo que ha sido la vinculación de la marca IU con Bankia y eso solo se puede hacer aceptando que estas personas, sin ser corruptos, tienen que echarse a un lado y asumir responsabilidades", ha señalado Garzón.

"Estas personas, sin ser corruptos, tienen que echarse a un lado y asumir responsabilidades", ha afirmado Garzón

"Para mí de facto están fuera de la organización de IU", independientemente de lo que decida el 21 de febrero el Consejo Político Federal.

"No puede quedar sombra de dudas de que IU está enfrentando una nueva etapa que en puede estar vinculada con el desastre que ha sido Bankia", ha señalado el candidato de la coalición de izquierdas a la Moncloa.

Tras estas declaraciones, la vieja guardia de Madrid ha arremetido contra el diputado malagueño por pedir de nuevo sendas dimisiones y le ha pedido que deje de "hacer daño" a la federación madrileña.

Después de cinco horas de intensas y agrias discusiones en la tarde de ayer, se optó por abrir un expediente a los portavoces madrileños, a quienes se les responsabiliza políticamente del comportamiento de los consejeros que la formación tenía en Caja Madrid y del escándalo de las tarjetas opacas.

No salió adelante en esa reunión la propuesta que defendían, entre otros, casi todos los coordinadores regionales, de intervenir la federación autonómica.

Suspendidos de militancia

Más contundente que Izquierda Unida ha sido el PCE, que ha decidido este sábado suspender de militancia cautelarmente tanto a Ángel Pérez como a Gregorio Gordo por incumplir las resoluciones marcadas tanto por IU como por el PCE. Este lunes el PCE decidirá la fecha de su próximo Comité Central que servirá para expulsar de manera definitiva a los dos portavoces de IU-CM en el Ayuntamiento y en la Comunidad de Madrid. 

Más noticias de Política y Sociedad