Público
Público

Garzón toma las riendas de una IU que adoptará “la épica de la victoria”

La XI Asamblea Federal le nombra coordinador por 63 votos a favor y 18 abstenciones. Agradece la “lealtad ideológica” de Lara, llama a la unidad interna y cita a Marx para destacar la necesidad de colaborar: “Mejor un coro victorioso que un solo fúnebre”.

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 12

El nuevo Consejo Político federal de Izquierda Unida ha elegido como nuevo coordinador de la formación a Alberto Garzón, que en la foto aparece junto a los miembros del Consejo Político. EFE/Fernando Alvarado

MADRID.- Alberto Garzón se ha convertido, con apenas 30 años, en el quinto coordinador federal de Izquierda Unida. Así lo ha decidido el Consejo Político Federal en la XI Asamblea de IU. Su liderazgo no ha contado con ningún voto en contra, 63 de los 90 miembros que componen de momento este órgano han votado a favor, 18 se han abstenido.

Abre así Garzón una nueva etapa en la federación de izquierdas que deja atrás el liderazgo de Cayo Lara. Tras siete años y medio de gestión en los que logró relanzar la disminuida IU que dejó Gaspar Llamazares, IU vuelve a renovarse para adaptarse a los nuevos tiempos tras los trascendentales cambios sociales y políticos de los últimos años. “Lo que no se regenera degenera, y nosotros no queremos que nos pase eso”, ha advertido Garzón en su primera intervención como líder.

Su discurso, en el que ha agradecido la “lealtad, honestidad y claridad ideológica” de su antecesor, ha sido un clamor contra el “capitalismo salvaje” y un llamamiento a la unidad popular, “no solo en lo electoral”, sino también en el día a día. Sólo así, “trabajando con otros”, podrá adoptarse la “épica de la victoria” que necesita el "bloque social y político" que quiere articular desde su renovada organización y junto a otras como Podemos, con las que ya colabora electoralmente.

Ha sido un discurso largo, de más de 30 minutos, en los que ha esbozado la línea política que seguirá su organización a partir de ahora y que no difiere mucho de sus discursos en los mítines de la pasada campaña electoral. Poniendo el foco en que el capitalismo salvaje se extiende como una "mancha pegajosa” que “empobrece material y culturalmente” dejando a los ciudadanos “desprotegidos ante el nuevo dios Mercado”.

Pero sí ha cambiado un aspecto fundamental: el optimismo, porque tras el acuerdo con Podemos para la coalición Unidos Podemos, “bueno para ambas organizaciones pero mejor para las clases populares”, Garzón puede permitirse el lujo de apuntar a la victoria electoral y mirar cara a cara al Partido Popular. “Imaginad que ganamos (Unidos Podemos) las elecciones y la primera medida que adoptamos es paralizar todos los desahucios. Creo que eso es lo que tenemos que hacer”, ha asegurado después de llamar a sus militantes a “abandonar la resignación”.

Ha criticado la “campaña del miedo” que enarbolan PP y Ciudadanos bajo el lema “que vienen los comunistas”, pero ha lanzado un mensaje de tranquilidad bañado de contundencia. “Eso no va a funcionar. Nosotros no damos miedo a la gente, damos miedo a los que han saqueado y expoliado nuestro país”, ha clamado.

Construir la unidad popular en la calle

La necesidad de “trabajar con otros” para construir un bloque ganador de la izquierda ha sido otro de los hilos argumentales del nuevo coordinador. Reconoce que IU “lo ha pasado muy mal” y ha lamentado la marcha de varios dirigentes de IU en este “turbio” proceso de renovación. “Muchos saltaron de este barco. Vaya si saltaron. Pero fuimos más lo que nos quedamos demostrando nuestra firmeza ideológica”, ha resumido para defender el “necesario” papel de IU como actor “fundamental” del cambio político que preconiza el nuevo dirigente.

Alberto Garzón junto a la nueva dirección tras ser proclamado nuevo coordinador federal de Izquierda Unida por 63 votos a favor, 18 abstenciones y ningún voto en contra durante la XI Asamblea Federal de IU, celebrada en Madrid. EFE/Fernando Alvarado

Eso, aunque sea presente, quiere dejarlo en el pasado y, citando a Marx, Garzón ha insistido en que es necesaria la colaboración electoral pero también a colaboración en las calles y en la lucha en los conflictos. “Mejor un coro victorioso que un solo fúnebre”, ha dicho, porque “no está mirando la Historia”.

Echenique agradece que IU haya “mantenido la llama”

Precisamente Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos, ha tenido la palabra durante unos minutos en esta Asamblea, como también la han tenido representantes de Compromís o ICV. Echenique ha agradecido a IU su tarea política y su presencia en la calle durante “la época oscura de la que venimos”. Fuisteis vosotros, gentes de IU, los que mantuvisteis esa llama encendida en las instituciones”, ha reconocido el dirigente de Podemos, a quien un grupo recibió con gritos de “no hay dos sin tres, República otra vez”. Los cánticos reflejan el choque ideológico de ambas formaciones, pero Echenique ha tirado de sorna y buen humor: “Estoy encantado de que me recibáis como a un Borbón”, ha respondido.

Echenique: “Estoy encantado de que me recibáis como a un Borbón”

No ha faltado en el discurso de Garzón el tono conciliador para con sus rivales internos, Paloma López y Tasio Oliver, que han encabezado las dos candidaturas que competían por el liderazgo de IU con la del joven malagueño. “Paloma, Tasio, sois necesarios”, les ha dicho después de recordar que, aunque con diferencias, “también sois nuestra gente”. Por eso la nueva Ejecutiva de IU contará con cuatro representantes de la candidatura de López y uno de la de Oliver. “Sería una incoherencia no hacer confluencia hacia adentro si la hacemos hacia afuera”, ha resumido.

Así, tras una asamblea tranquila, en la que ya estaba todo prácticamente decidido, empieza a caminar el modelo de Alberto Garzón, con una dirección más joven, con primarias internas y consultas a la militancia sistematizadas, con la posibilidad de revocar cargos internos e institucionales y, sobre todo, más abierta a la colaboración con otras fuerza políticas y sociales. “Os prometo que, sobre todo, vamos a trabajar mucho”, ha concluido Garzón, que ha cerrado el discurso con su eterno “salud y República”.

Más noticias en Política y Sociedad