Público
Público

El Gobierno mantiene la dispersión de presos dos años después del final de ETA

Un informe presentado por el Foro Social Permanente señala que de los 198 reclusos que están actualmente en cárceles españolas, 114 se encuentran en cárceles ubicadas a más de 500 kilómetros del País Vasco. Denuncia además las trabas para acceder a permisos penitenciarios.

Manifestación en Bilbao a favor de los presos de ETA. EFE
Imagen de archivo de una manifestación en Bilbao para pedir el acercamiento de los presos de ETA. EFE

Siguen los viajes largos para visitas cortas. Continúan los cuentakilómetros recordando que, dos años y dos meses después de la desaparición de ETA, la política de dispersión se mantiene activa para 114 presos. Según describe un documento conocido este martes, más de la mitad de los internos en cárceles españolas están en prisiones situadas a distancias superiores a los 500 kilómetros de Euskadi.

El "Observatorio de la política aplicada a personas vascas presas por delitos de motivación política", impulsado por el Foro Social Permanente –una organización de la sociedad civil que se involucró en el proceso de paz en el País Vasco– señala que de los 232 presos de ETA que existen a día de hoy, 198 están en cárceles españolas y otros 34 se mantienen en prisiones francesas.

El informe aclara que "se refiere a las personas que forman parte del Colectivo de personas presas EPPK" (Colectivo de Presos Políticos Vascos, por sus siglas en euskera), el cual "ha expresado su decisión de recorrer el camino de la legalidad penitenciaria". Destaca que además hay seis presos vinculados a Amnistia Ta Askatasuna (ATA) y tres a la denominada "Vía Nanclares".

Con esas cifras a la vista, señala que en España "114 personas presas se ubican en prisiones a una distancia entre 520 km de Ocaña (Toledo) y los 1.100 km de Algeciras (Cádiz)", lo que supone el 57% de los presos de ETA en cárceles españolas. Se indica además que "81 personas presas están entre 200 y 600 kilómetros en las prisiones del cuadrante que comprende Asturias, Castilla León, Madrid, Aragón". De ellas, 13 están a menos de 200 kilómetros "en las prisiones de Zuera, Soria, Logroño, Burgos y El Dueso-Cantabria". En ese contexto, solamente cuatro presos están en Euskadi, todos ellos con enfermedades graves.  

Cambios de grado

Subraya además que el 23,1% de los encarcelados en el Estado español "ha rebasado ya los 20 años de pena cumplida, por encima de los estándares europeos de prisión máxima". En cuanto a la evolución de grado, el informe sostiene que se han registrado "avances tímidos" en la progresión a segundo grado "o flexibilidad en el primero".

Según datos de este observatorio, 115 presos continúan clasificados en primer grado, el más restrictivo. Además, "se mantiene el aislamiento en Unidades de régimen cerrado en Sevilla, Huelva, Córdoba y Estremera".

Asimismo, el informe describe los problemas que enfrentan aquellos que solicitan permisos penitenciarios. "Las personas clasificadas en segundo grado pueden solicitar permisos de salida, un primer paso para irse preparando para la siguiente fase, el acceso al tercer grado y a la libertad condicional. En el caso de personas condenadas por delitos de motivación política, ese camino está resultando lleno de trabas, tanto en el cambio de grado como para permisos y libertades condicionales", añade el documento.

Más noticias de Política y Sociedad