Público
Público

¨Gürtel El exdirector de RTVV afirma que recibió órdenes de Camps y González Pons para la cobertura de la visita del papa en 2006

Pedro García Gimeno fue una de las cinco personas que se repartieron los 3.387.197 euros en sobrecostes.

El expresidente valenciano Francisco Camps en una imagen e archivo. EFE
El expresidente valenciano Francisco Camps en una imagen e archivo. EFE

(Carlos Navalón) Agencia EFE

El exdirector general de Radiotelevisión Valenciana (RTVV) Pedro García Gimeno ha dicho en el juicio de Gürtel por supuestas contrataciones ilegales por la visita del papa a Valencia en 2006 que recibió instrucciones de los entonces presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y del consejero Esteban González Pons.

Pedro García Gimeno es uno de los veintitrés acusados que han pactado con la Fiscalía Anticorrupción para reconocer los hechos a cambio de una rebaja en la pena que se les pueda imponer y se enfrenta a la petición de prisión más elevada por parte de las fiscales, 40 años de prisión.

El exresponsable de RTVV ha recordado que el arzobispo de Valencia le comunicó que tenía interés en que RTVV se hiciese cargo de la señal de televisión de la visita del papa con motivo del Encuentro Mundial de las Familias en julio de 2006, así como de la instalación de pantallas y megafonía para que la gran cantidad de participantes pudieran seguir el evento en toda la ciudad.

Y ha añadido: "Recibí una llamada telefónica del entonces presidente de la Generalitat, Francisco Camps, en la que me dice que no dijese que no a ningún requerimiento que viniese de la organización y que diese todas las facilidades para que las peticiones se llevasen a cabo".

No obstante ha asegurado que no recibió instrucción alguna de otro de los acusados, el entonces consejero de Agricultura, Pesca y Alimentación, Juan Cotino, ex director general de la Policía y expresidente de las Cortes Valencianas, para quien la Fiscalía pide 11 años de prisión.

García Gimeno ha agregado que en febrero de 2006 recibió una llamada del entonces consejero de Comunicación, Esteban González Pons, en el que le dijo que el responsable de Gürtel en Valencia y también acusado, Álvaro Pérez, El Bigotes, estaba enfadado porque le habían dejado fuera de las contrataciones de la visita del papa y que "había que darle el tema de las pantallas y la megafonía".

Ha añadido que por ello la RTVV contrató a Teconsa, que según la Fiscalía era una empresa instrumental del grupo encabezado por el líder de la trama e igualmente acusado en esta pieza, Francisco Correa.

Más de tres millones de euros en comisiones

"En RTVV yo recibía muchas órdenes políticas tanto para contenidos de los informativos como de contrataciones lo que ya era habitual con mis antecesores", ha apostillado Pedro García Gimeno. Y ha concluido diciendo: "Estoy arrepentido de haberme dejado llevar y de haber caído en la tentación"

Las fiscales estiman que utilizando gestiones realizadas por Cotino los acusados consiguieron que fueran adjudicados al grupo de Correa contratos para la instalación en las calles de Valencia de pantallas y torres de sonido por 7.493.600 euros y que se hiciera cargo del gasto la RTVV, con unos sobrecostes que les aseguraban repartirse beneficios.

Así se repartieron supuestamente 3.387.197 euros de dinero público entre Pedro García Gimeno -que según la fiscal habría recibido 500.000 euros-, Francisco Correa, Pablo Crespo, Álvaro Pérez y el también acusado José Ramón Blanco Balín, asesor fiscal de empresas de la trama. Por su parte, según la Fiscalía, Juan Cotino recibió de las empresas del grupo Correa como regalo un chaquetón valorado en 375 euros.

Correa volverá a 'madrugar'

Francisco Correa, para quien la Fiscalía pide 38 años de cárcel, ha comunicado al final de la jornada de este lunes al tribunal que aunque iba a acogerse a su derecho a no declarar estaba dispuesto a hacerlo ya que por vez primera denota imparcialidad en un tribunal de un juicio de Gürtel.

Cuando el presidente de la Sala le ha dicho que tendría que ser ya en la sesión de este miércoles Correa le ha comunicado que entonces aplazaba su declaración al final del juicio en el turno de última palabra ya que no quería volver a la vista pues debe madrugar a las cinco de la mañana para ser conducido a la sede judicial.

El presidente del tribunal le ha agradecido que haya apreciado imparcialidad en la Sala y le ha pedido un esfuerzo para que vuelva en la sesión de este miércoles a prestar declaración, a lo que Correa ha accedido finalmente.

De lo que dirá mañana ha adelantado que el evento objeto del juicio que costó algo más de siete millones de euros "valdría 25 millones en cualquier parte del mundo". El número 2 de Gürtel, Pablo Crespo, que se enfrenta a una petición de las fiscales de 37 años de prisión, sí se ha acogido a su derecho a no declarar.

Previamente ha declarado Álvaro Pérez, El Bigotes, que se enfrenta a la misma petición de pena que el anterior, que ha dicho que Camps le remitió a Cotino pues era "el que decidía las adjudicaciones".

Más noticias de Política y Sociedad