Público
Público

Hernando: “Nos abstenemos por responsabilidad, y el tiempo nos dará la razón”

Amparándose en el interés de España y las siglas del PSOE, justificó la investidura de Rajoy “como un deber”. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Antonio Hernando en el debate de investidura / EFE

MADRID. - El portavoz del PSOE, Antonio Hernando, subió este jueves a la tribuna del Congreso para defender, en esta ocasión, la abstención decidida por los socialistas que posibilitará el Gobierno de Mariano Rajoy.

Quien hasta hace cuatro días era el portavoz del “no es no” y tiene la hemeroteca repleta de durísimas citas negando toda posibilidad de apoyo a un Gobierno del PP, cambió el discurso con la mayor normalidad.

Amparándose en el interés de España y en las siglas del PSOE, Hernando justificó la decisión tomada por los socialistas “como un deber”.

Recordó que los socialistas han tomado en otras ocasiones decisiones difíciles, y citó el abandono del marxismo, la reconversión industrial, la ruptura con la UGT, el “sí” a la OTAN o los pactos antiterroristas, y aseguró que en todas de ellas “el tiempo nos ha dado la razón”.

Por ello, indicó que el PSOE se abstiene por responsabilidad, y vino a decir que el tiempo le dará la razón a esta decisión. Eso sí, advirtió de que el PSOE va a ejercer de oposición desde el mismo momento en que se acabe la investidura, y apuntó una serie de medidas
que quieren aprobar desde el Parlamento: un ingreso mínimo vital, suprimir la reválida y derogar la Lomce, el subsidio por desempleo a los mayores de 52 años, eliminación del copago farmacéutico o una ley de Igualdad.

Hernando recordó a Rajoy que ya no tiene mayoría absoluta y se tiene que ir acostumbrado a ello, y le reprochó los vetos a las proposiciones ya aprobadas por el Congreso. “Mal empezamos, señor Rajoy”, afirmó.

En la réplica, tras escuchar a un lacónico Rajoy, el portavoz socialista se esforzó en reclamar la bandera de ser el primer partido de la oposición, y aseguró: “Nos vamos a hacer respetar”.

Hernando cumplió su papel. Los diputados del “no” aplaudieron poco o nada. Pedro Sánchez sólo lo hizo al final de la intervención levantándose cinco segundos de su escaño. El ambiente en el Grupo Socialista está enmarañado.

Más noticias en Política y Sociedad