Público
Público
REGLAMENTO PENITENCIARIO

El histórico dirigente de ETA Antonio Troitiño queda en libertad por su enfermedad terminal 

A falta de cumplir dos años de la condena que se le impuso por reintegrarse en la organización terrorista, la Audiencia Nacional le concede el tercer grado por los "padecimientos incurables" que sufre el que fuera miembro del Comando Madrid de ETA.

Antonio Troitiño, en una foto de archivo. EFE
Antonio Troitiño, en una foto de archivo. EFE.

PÚBLICO/Europa press

El juez de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, José Luis Castro, ha concedido el tercer grado al histórico dirigente de ETA Antonio Troitiño por "razones humanitarias y dignidad personal" debido a la enfermedad incurable que padece. Según el auto, el juez ha tomado esta decisión de acuerdo al artículo 104.4 del Reglamento Penitenciario que señala que "los penados enfermos muy graves con padecimientos incurables, según informe médico, con independencia de las variables intervinientes en el proceso de clasificación, podrán ser clasificados en tercer grado por razones humanitarias y de dignidad personal, atendiendo a la dificultad para delinquir y a su escasa peligrosidad".

Antonio Troitiño, de 63 años, palentino de nacimiento, cumple condena en la prisión de Estremera y será puesto en libertad a lo largo de este martes. El auto del juez establece que el recluso "padece una enfermedad muy grave e incurable, que sólo puede ser tratada con medidas paliativas y respeto a la cual la estancia en prisión podría dificultar las mismas".

Troitiño perteneció al Comando Madrid de ETA, fue detenido en 1987 y condenado por la Audiencia Nacional a casi 3.000 años de prisión por tres atentados, que provocaron veintidós muertos, siendo el más sangriento el ocurrido en la Plaza de la República Dominicana de Madrid, en 1986, en el que murieron doce guardias civiles. Fue excarcelado en 2011, tras cumplir 24 años en prisión y en aplicación de la conocida como 'doctrina Parot'.

Troitiño se instaló en Londres tras la polémica excarcelación pero volvió a ser detenido un año después, en una operación conjunta de la Policía Nacional y de las  fuerzas de seguridad británicas, para responder de una orden de detención de la Audiencia Nacional por la revocación de su puesta en libertad al haber aplicado erróneamente el cómputo para ser excarcelado. En ese impás, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos tumbó la 'doctrina Parot' y las autoridades británicas dejaron a Antonio Troitiño en libertad condicional.

Pero el exdirigente de ETA fue detenido nuevamente en 2014 al amparo de una orden de detención por entender la Audiencia Nacional que se había reintegrado en ETA. Fue extraditado a España en 2017 y desde entonces cumple la condena de cinco años y 11 meses por pertenencia a organización terrorista. 

Más noticias de Política y Sociedad