Público
Público

Los insultos de Aznar a Rajoy ya sólo impresionan a Vox, que le abre sus puertas

El presidente del Gobierno se ha negado a responder a su antecesor, Aguirre lo apoya en la recuperación de "los valores" del PP y Abascal le recuerda que lo que él defiende está en la formación que lidera

Publicidad
Media: 3.25
Votos: 8

Cospedal y Aznar, este lunes en el Campus FAES. EFE/Juan Carlos Hidalgo

MADRID.- De tanto aparecer por sorpresa en los momentos más delicados para Mariano Rajoy a lo largo de la legislatura con duras críticas, José María Aznar ha pasado a ser un 'punto negro' habitual de las etapas más delicadas del Partido Popular. Ahora, a un mes de salir el PP de unas elecciones municipales y autonómicas traumáticas para el partido, que aunque ha ganado en el conjunto, ha perdido 2,5 millones de votos, seis comunidades autónomas, todas las mayorías absolutas y un sinfín de ayuntamientos, incluidos los de Madrid, Valencia, Sevilla o Cádiz, sale el expresidente del Gobierno en una entrevista en portada de ABC para cargar contra Rajoy con una dureza aún mayor que en otras ocasiones.

El presidente del Gobierno, sin embargo, no ha querido ni pronunciarse sobre la entrevista a su antecesor publicada el domingo 28. "De eso no voy a hablar", ha respondido en una rueda de prensa en la calle Génova con el expresidente francés y líder de Les Républicains, Nicolas Sarkozy, que unas horas antes había inaugurado el Campus de Verano FAES con Aznar. Rajoy, simplemente, se limitó a recordar al presidente de Honor del PP los hechos; esto es y en resumen, que se ha salido de una crisis económica muy dura con crecimiento y creación de empleo.

En realidad, no es la parte económica la que Aznar reprocha a su elegido para liderar el PP, sino la pérdida de los "valores del PP" y la dejadez con "electores", en particular, y "ciudadanos", en general, algo con lo que Esperanza Aguirre está "de acuerdo", según dijo el lunes. La líder de la oposición municipal del PP madrileño y presidenta del partido regional admitió estar de acuerdo con el presidente de FAES en que hay que recuperar los "valores" del PP, aquéllos por los que Aznar se postuló para suceder a Manuel Fraga, en 1990 (el derecho a la vida o la unidad de España).

Aguirre ha sido, en realidad, la única dirigente de la que ya se conoce como 'vieja guardia' que ha dado la cara por Aznar, al margen de las alabanzas que Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, ha dirigido a FAES durante su discurso en la inauguración del Campus de Verano. Éste se clausura el domingo 5 de julio con la siempre esperada foto de Aznar y Rajoy antes de su intervención.

Quien sí ha lanzado un guante a Aznar ha sido el presidente y candidato a las generales de Vox, Santiago Abascal. Quien fuera diputado y dirigente del PP vasco como su padre (que también se ha unido a Vox) le ha mandado al expresidente un mensaje: las puertas siguen abiertas para Aznar en Vox, que sí "defiende la unidad de España y el derecho a la vida". Abascal recordó en Gaceta.es al expresidente que, precisamente por lo que critica el presidente de Honor del PP, se fue él de Vox.

'Barones' sin poder

Los 'barones' siempre cercanos al expresidente se han limitado a guardar silencio. Algunos porque nadie les ha preguntado, ya que el alcance de sus palabras se ha visto mermado con la pérdida del poder autonómico, como les ha ocurrido a Luisa Fernanda Rudi (Aragón) o a Pedro Sanz (La Rioja) De la primera, incluso, llevaba tiempo corriéndose la voz en la calle Génova de que planeaba una operación de "derribo" de Rajoy antes de las generales junto a Aznar. Perder la presidencia aragonesa, sin embargo, fastidió esos presuntos planes que "no tenían tampoco recorrido", reflexionan en el PP

Por su parte, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, a quien también se sitúa en el círculo de "viejos amigos" de Aznar, ha dejado clara su lealtad a Rajoy repitiendo, primero, como candidato del PP autonómico y, segundo, manteniéndose en la Presidencia de la Junta, a pesar de su deseo de irse. Sobre sus declaraciones recomendando a Rajoy que se "mire a un espejo" y se pregunte si es la persona adecuada para liderar el PP en las generales, "es un mensaje de un amigo, porque es amigo y que ya explicó personalmente" a Rajoy, aseguran los conservadores. El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha pedido "tener en cuenta y leer con cuidado" lo que dice Aznar, aunque no se ha alineado con él, mucho menos, en su crítica a Rajoy.

Desde la calle Génova, sólo el nuevo vicesecretario general de Organización, Fernando Martínez Maíllo, ha tratado de quitar hierro públicamente al asunto, en TVE, asegurando que Aznar es un "referente" del PP que siempre hace declaraciones antes del Campus de Verano FAES, pero ha defendido que el partido mantiene sus "esencias" y Rajoy es "un gran líder". No hay debate, ha argumentado el nuevo número tres del PP.

Más noticias en Política y Sociedad