Público
Público

La investidura de Pedro Sánchez se adelanta un día, al 1 de marzo, por un error de cálculo en los plazos

Los servicios jurídicos del Congreso de los Diputados alertaron que el calendario anunciado podría infringir los plazos que marca la Constitución y poder convocar unas hipotéticas nuevas elecciones para el domingo día 26 de junio

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El presidente del Congreso, Patxi López, presidente, y la vicepresidenta segunda, Micaela Navarro, a su llegada a la reunión de la Mesa del Congreso. EFE/Javier Lizon

MADRID.- El candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, iniciará el debate de investidura un día antes de lo anunciado en las previsiones. En concreto se dirigirá a la cámara a las cuatro de la tarde del próximo martes, día 1de marzo, cuando inicialmente estaba previsto que lo hiciera al mediodía del día siguiente.

La razón de ese cambio se debe a “la obligación que tiene el presidente de la cámara de ofrecer seguridad en los plazos y las fechas”, ha dicho el propio presidente Patxi López en una breve comparecencia ante los periodistas tras finalizar la reunión de la Junta de Portavoces de la institución parlamentaria. Se trata de un asunto técnico, pero importante para que no quepan dudas sobre los plazos establecidos en el artículo 99 de la Constitución.

Las fechas inicialmente fijadas para el debate de investidura en el Congreso de los días 2 y 3 de marzo daban por sentado que, en el caso de que el candidato no obtuviese ni en primera ni en segunda votación, ya el día 5, se iniciaba el plazo de dos meses que cita la Constitución para que se produjesen sucesivas votaciones de candidatos a la investidura.

Si cumplido ese plazo, es decir, el día 3 de mayo, no se lograse la investidura de un candidato, automáticamente se convocan elecciones que, según la ley electoral, se celebrarían 54 días después. Es decir, el domingo 26 de junio.

No obstante, esos cálculos, técnicamente, se deben considerar como días cumplidos por lo que los servicios jurídicos de la cámara le trasladaron al presidente que la primera votación de investidura debería producirse el día 2 de marzo y no al día siguiente como inicialmente se había previsto. “Existía el riesgo, aunque fuera interpretable, de que no se cumpliesen los plazos que marca el texto constitucional”, ha explicado en su comparecencia el presidente López.

“Con este cambio se hace la interpretación más segura para que unas posibles nuevas elecciones se celebren un domingo, como ya es tradición”, ha añadido el presidente de la cámara. Hay que hacer constar que, en última instancia, es responsabilidad del presidente de la Cámara baja la fijación del día del pleno de investidura.

La ordenación de los debates de la sesión de investidura provoca la protesta de los grupos por que Pedro Sánchez intervenga en solitario en la tarde del día 1

La polémica ha surgido en torno a la ordenación de los debates de la sesión plenaria de investidura.

En la versión anterior el debate arrancaba con la intervención de Pedro Sánchez a mediodía del miércoles y a primera hora de la tarde se iniciaban las de los portavoces de los diferentes grupos, de mayor a menor. En consecuencia, el debate se partía entre esa tarde y el día siguiente, tras lo que procedía a votar.

En la nueva versión, Sánchez intervendrá el martes día 1 por la tarde y una vez acabe se suspenderá el pleno hasta primera hora de la mañana del miércoles día por lo que las intervenciones de los portavoces, a quienes previsiblemente contestará de forma individual el candidato. Se concentrará en un solo día. La votación, previsiblemente, se producirá a última hora de la tarde o primeras de la noche de esa jornada.

Ese esquema ha sido apoyado por socialistas y Ciudadanos, mientras que el resto de los grupos de la cámara, liderados por Podemos, se han opuesto por entender que da un excesivo protagonismo al candidato Sánchez, el único en intervenir el mates día 1.

Igual que con Felipe González

Fuentes parlamentarias han sostenido que existen precedentes de este modelo de debate para sostener que no se trata de una distribución de las intervenciones novedosa. En concreto, el propio presidente López ha citado las sesiones de investidura de Felipe González en los años 1982 y 1986.

El propio presidente López ha explicado que con este adelanto no se modifica la fecha para una segunda votación (en la primera se da por descontado que Sánchez no obtendrá los 176 votos de la mayoría absoluta que se exigen).

Así es que el pleno para la segunda votación, que debe celebrarse pasadas 48 horas de la primera, se producirá en la mañana del sábado día 5 por entender que no tendría sentido convocar una sesión plenaria en la noche del viernes. En esa segunda sesión el debate es mucho más corto, apenas una hora, antes de la votación ya que el candidato dispone de diez minutos y los diversos portavoces de cinco cada uno.

Más noticias en Política y Sociedad