Público
Público

IU pide opinión a sus bases sobre la confluencia con Podemos para el 26-J

La formación someterá a referéndum entre simpatizantes y militantes la posibilidad de negociar con la formación morada una coalición de carácter estatal que visibilice las diferencias entre organizaciones.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 9

Los dirigentes de Izquierda Unida, Cayo Lara y Alberto Garzón, durante la rueda de prensa que han ofrecido en el Congreso después de la reunión con el líder del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE/J. P. Gandul

MADRID.- La Presidencia Federal de Izquierda Unida dio luz verde el pasado miércoles, sin ningún voto en contra, que la coalición de izquierdas iniciara las negociaciones con Podemos de cara a una candidatura única, junto a otras fuerzas políticas y sociales, para las elecciones del próximo 26 de junio. Sin embargo, esta es la postura de la dirección.

Falta conocer la opinión de las bases, que según la zona es dispar, aunque no hay muchas dudas de que se rechace volver a intentar la confluencia que fracasó para los comicios del 20-D. Por ello, la dirección federal de IU ya ha puesto en marcha el proceso para realizar los próximos días 2, 3 y 4 de mayo una consulta a sus militantes y simpatizantes, siguiendo el mandato de la Presidencia Federal. La pregunta que se sompterá a votación es simple: “¿Apruebas una coalición electoral con Podemos y otras fuerzas de cara a las elecciones del 26 de junio?”.

En los dos primeros días previstos para la consulta se podrá votar Sí, No o Abstención, vía Internet, a través de la web de Izquierda Unida, mientras que el último día, 4 de mayo, se reserva para el voto presencial en los lugares que habiliten para ello las distintas federaciones que componen la organización.

Junto a la pregunta, la formación adjunta la resolución del miércoles, en al que informana de la decisión de “abrir la negociación con Podemos para un posible acuerdo electoral, de tal forma que se concrete en una coalición electoral que reconozca que somos fuerzas políticas distintas, que garantice la visibilidad de cada fuerza política en la campaña y en el posterior espacio institucional y político que sea resultado del proceso electoral, que respete que la propia identidad de cada fuerza política que tiene sus propios programas y sus propios liderazgos”.

“Por consiguiente -se detalla en el texto remitido-, aprobó abordar la negociación de la coalición para concretarla en todos los aspectos legales, jurídicos y procedimentales necesarios, y realizar la siguiente consulta a las bases”.

Ratificación el día 7 de mayo

Ésta debe ser ratificada, junto con el acuerdo, en el próximo Consejo Político Federal (CPF) -el máximo órgano de dirección federal de IU-, previsto para el primer sábado de mayo, día 7, apenas seis días antes de que se deban concretar las coaliciones ante la Junta Electoral.

Izquierda Unida aborda este proceso consciente de la “obligación de hacer un esfuerzo por presentar a la ciudadanía un proyecto que permita desbloquear la situación haciendo que todos los votos sumen", en la línea de lo que ya aprobó el CPF, “que se comprometió a afrontar las eventuales nuevas elecciones "desde la búsqueda clara de la convergencia con el resto de actores que asuman el compromiso de un programa rupturista y alternativo como el que tiene IU-UP (...) con un proceso de convergencia en el que se respeten las identidades de cada cual".

Izquierda Unida afronta, de esta manera, el proceso electoral “convencidos y convencidas de que estas nuevas elecciones son una oportunidad para revertir una situación que está llevando a nuestro país a ser uno de los más desiguales, injustos y empobrecidos de nuestro entorno”, asegura la formación.

Más noticias en Política y Sociedad