Público
Público

Resultados Valencia La izquierda suma en València por los pelos tras el revés de Unides Podem

Joan Ribó se postula como alcalde durante cuatro años más con los concejales de Compromis y de PSPV. Unides Podem queda sin representación. En Castelló de la Plana, el PSPV gana y puede capitalizar un gobierno de izquierdas. El bloque de la derecha se impone en Alacant.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

El alcalde en funciones y candidato de Compromís a la reelección, Joan Ribó, ejerce su derecho al voto durante la jornada electoral. EFE / Manuel Bruque

Noche de aliento contenido en València. La cosa ha ido de un escaño. La capital del Turia podrá mantener un gobierno progresista a pesar del acecho de la derecha. Compromís se convierte en el partido más votado (más del 27% de los votos), desbanca al PP de la primera posición 24 años después y consigue unos resultados históricos que mejoran los de 2015. La coalición valencianista pasa de 9 a 10 escaños y Joan Ribó se postula como alcalde durante un nuevo mandato.

A pesar de los buenos resultados para Compromís, la formación valencianista ha tenido que estar muy pendiente de sus socios de gobierno de La Nau para poder asegurar la continuidad de un gobierno progresista. La gran sorpresa de la noche es Unides Podem-Esquerra Unida, que se queda sin representación en el consistorio valenciano. Es la primera vez que la formación morada se presentaba con siglas propias al Ayuntamiento. València en Comú, la marca con que se presentó en 2015, obtuvo 3 escaños y entró al gobierno de La Nau junto con Compromís y PSPV-PSOE.

El PSPV-PSOE ha mejorado resultados. Su candidata, Sandra Gómez, ha revertido los pésimos resultados de 2015. El PSPV consigue 7 escaños y es la tercera fuerza de la ciudad. Finalmente, el sorpasso a Compromís se ha quedado muy lejos (a más de 30.000 votos) pero su mejora electoral puede darles alas para batallar algunas áreas clave del gobierno municipal.

En el flanco de la derecha, el PP sufre una debacle en votos (se deja 25.000 por el camino) pero sigue manteniendo el liderazgo del bloque conservador. María José Català obtiene 8 escaños, dos más que el Ciudadanos de Fernando Giner. Vox entra al consistorio con más de 27.000 votos y 2 escaños.

Baja participación

La baja participación ha sido protagonista de la jornada. De hecho, en territorio valenciano se ha agudizado y ha dejado registros de cinco puntos menos que en 2015. Las de hoy eran unas elecciones importantes para estudiar el comportamiento del electorado en la primera cita de la historia democrática valenciana en que las municipales quedaban desligadas de las autonómicas. Varios han sido los factores distorsionadores.

Quizás la baja participación ha tenido que ver con la desaparición del efecto arrastre de las elecciones autonómicas. Otras voces han apuntado a la sensación de extenuación a causa de la poca distancia (menos de un mes) entre las dos citas electorales. En la ciudad de València, también se ha contemplado el “efecto Mestalla”, ya que la ciudad ha quedado paralizada durante toda la tarde por la rúa del València Club de Futbol, que ha paseado ante los aficionados el título recientemente conseguido.

Más noticias en Política y Sociedad