Público
Público

Jenner López Escudero, expulsado de las Fuerzas Armadas: "Ha sido por visibilizar las penurias dentro del Ejército"

El cabo asegura que su despido se debe a su mirada crítica sobre el Ejército. 

Jenner López Escudero en una imagen de archivo.
Jenner López Escudero en una imagen de archivo.

público

El cabo del Ejército de tierra y articulista en Público, Jenner López Escudero, ha sido expulsado de las Fuerzas Armadas tras no acudir a un reconocimiento médico, supuesto considerado como una falta muy grave. Sin embargo, el militar asegura que se le comunicó la obligatoriedad de la cita cuando ya había pasado la fecha de convocatoria.

El también presidente de la asociación #45SinDespidos, que en sus escritos había mostrado una postura muy crítica con el Ejército, considera que esta ha sido la excusa para expulsarle del cuerpo: "En el propio expediente se ve que el fallo lo tuvieron ellos. Me lo comunican cuando ya ha pasado la fecha", asegura. 

Jenner López Escudero, de 40 años, ingresó en las Fuerzas Armadas en 1995, y asegura que hace quince días, dos militares se personaron en su domicilio para anunciarle su inminente expulsión: "Han actuado de forma ilegal e irregular. Primero te tienen que comunicar la propuesta de sanción y después tienes diez días de alegación", lamenta el cabo, que asegura que fue notificado sin oportunidad de réplica. "Presenté un escrito solicitando un reconocimiento nuevo y nadie me respondió", asegura. 

Detrás de su expulsión, López Escudero denuncia un intento deliberado de deshacerse de una de las voces internas más críticas con la justicia militar. A través de sus escritos en diario Público, el militar visibilizó el machismo y las malas condiciones de los soldados, entre otros asuntos. "Había sido expedientado en ocho ocasiones, todas ellas por mis artículos escritos en Público. Hay tenientes coroneles acusados de robo y no les han echado. Han expulsado al que ha visibilizado a las penurias y mierdas dentro del Ejército".

En una carta de despedida, el militar asegura que "tras 24 años de servicio, medalla al mérito militar, misión internacional, vigilancia de vías tras el atentado del 11M, limpieza de chapapote, cuatro años de vigilancia de frontera en Ceuta y ni un solo arresto en toda su carrera militar", todo cambió cuando tomó "la decisión de no callar. Lo hicieron con el Teniente Segura, lo hicieron con el Cabo Santos, y ahora me ha tocado a mí".

"Han sido 3 años intensos de lucha encarnizada contra un sistema opaco y chapado a la antigua. Algunos dirán que el Ministerio de Defensa gana una batalla quitándome de en medio, yo pienso que no, pienso que han perdido, queda demostrado que eliminar a quien alza la voz muestra que su intención plena es la de seguir haciendo y deshaciendo a su antojo y que nadie se entere de puertas para afuera", asegura en su misiva. 

Más noticias de Política y Sociedad