Público
Público

Catalunya La juez Lamela deja en libertad sin fianza al exdirector de los Mossos y al exsecretario de Interior de la Generalitat

Carmen Lamela ha decretado para Pere Soler y César Puig medidas cautelares como son retirada de pasaporte, prohibición de salida del territorio nacional y comparecencias quincenales en el juzgado más cercano.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pere Soler i Campins en una imagen de archivo.

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha acordado este viernes dejar en libertad con medidas cautelares al exdirector de los Mossos d'Esquadra Pere Soler y al exsecretario de Interior César Puig -segundo del exconseller Joaquim Forn-, tras tomarles declaración en calidad de investigados por el referéndum independentista del pasado 1 de octubre.

Según han informado fuentes jurídicas, la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 ha decretado tanto para Soler como para Puig medidas cautelares como son retirada de pasaporte, prohibición de salida del territorio nacional y comparecencias quincenales en el juzgado más cercano.

El teniente fiscal Miguel Ángel Carballo había pedido la imposición de una fianza para Pere Soler y para César Puig de 100.000 euros, al entender que existe riesgo de fuga y de reiteración delictiva, dada la existencia de nuevos fugados, como la portavoz de la CUP Anna Gabriel, y la persistencia de JxCat, de investir a un preso, en alusión al líder independentista Jordi Sánchez, y a un huido, Carles Puigdemont, como presidente de facto.

El fiscal pedía 100.000 euros de fianza

Pese a estos argumentos, la magistrada de la Audiencia Nacional ha optado por dejarles en libertad con medidas cautelares, tal y como ya hizo hace unas semanas con Trapero. Soler ha declarado durante dos horas y cuarto en el marco de la causa en la que investiga por sedición la actuación de los Mossos el 1-O.

El fiscal también ha esgrimido también que Soler era un mando de los Mossos y responsable político, que era pública su inclinación al referéndum y así se lo comunicó a Trapero, incitándole tácitamente al menos a no impedirlo, han indicado las fuentes.

Recuerda además que el Tribunal Constitucional le requirió expresamente para impedir el referéndum a raíz de la suspensión del decreto por el que el Parlament aprobó la consulta, y en lugar de ello "hizo más bien lo contrario", tal y como ya señaló la Fiscalía en el informe en el que pidió ampliar la investigación por la inactividad de los Mossos a Soler y Puig.

Las fuentes consultadas han explicado que Soler ha asumido la iniciativa de revisar las actas de comunicación entre los Mossos el 1-O, tal y como reclamó Lamela en un auto, y ha defendido que el solo transmitió sus opiniones a Trapero y el resto de consellers, ya que él no dirigía operativos policiales.

Tras Pere Soler, comparecerá ante la juez el exsecretario de Interior César Puig -segundo del exconseller Joaquim Forn-, que ha llegado acompañado a la Audiencia Nacional de su abogado Jaume Alonso Cuevillas, uno de los letrados en España del expresidente catalán Carles Puigdemont.

Más noticias en Política y Sociedad