Público
Público

Bárcenas El juez de los discos duros rechaza que Bárcenas comparezca por 'plasma': testificará el mismo día que Cospedal

La defensa del PP, así como de los tres empleados del partido que también están acusados, se han posicionado en bloque con Bárcenas y han defendido que el traslado desde prisión para testificar personalmente supondrá un "trastorno importante" para él.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

El Juzgado de lo Penal número 31 de Madrid inicia con las cuestiones previas el juicio por el supuesto delito de daños informáticos en el borrado de los discos duros de los ordenadores del extesorero del PP Luis Bárcenas. EFE/ Emilio Naranjo

Una de cal y otra de arena para el extesorero del PP, Luis Bárcenas. El juez del Juzgado de lo Penal número 31 de Madrid, Eduardo Muñoz de Baena, ha rechazado esta viernes la petición del también exsenador del PP de comparecer por videoconferencia en el juicio por la destrucción de sus discos duros, en el que el Partido Popular se sienta en el banquillo de los acusados por un presunto delito de daños informáticos.

Bárcenas, en prisión para cumplir su condena de 33 años de cárcel por Gürtel, está citado a declarar como testigo el próximo 20 de junio, el mismo día que la exsecretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, hoy fuera de la política. No obstante, dada su condición de imputado en otras causas, el extesorero del partido de Pablo Casado sí ha recibido autorización para comparecer asistido por su letrado, con la única oposición de Izquierda Unida, una de las tres organizaciones que ejercen como acusación popular.

La defensa del PP, así como de los tres empleados del partido que también están acusados -entre ellos su gerente, Carmen Navarro- se han posicionado en bloque con Bárcenas, y han defendido que el traslado desde prisión para testificar personalmente supondrá un "trastorno importante" para él.

La acusación popular la ejercen Izquierda Unida, el Observatori Drets Humans (DESC) y la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE). El propio Bárcenas, que ejerció como acusación particular, decidió retirarse de la causa.

"Supondrá un trastorno importante" para Bárcenas

También la Fiscalía, que se opone a juzgar al PP por la destrucción de los ordenadores de Bárcenas, ha reconocido que la presencia del extesorero conservador en la sala "sería más beneficiosa" a efectos de su declaración. "Soy consciente de la relevancia de este testigo", reconocía el juez.

La primera sesión del juicio arrancaba este viernes pasadas las 10.25 horas, con algo más de cuarenta minutos de retraso. Está previsto que no se prolongue durante más de cinco sesiones, hasta el 28 de junio.

El juez se ratifica: no habrá streaming

Por otra parte, Muñoz de Baena ha ratificado este viernes su rechazo a retransmitir las cinco sesiones de juicio oral, como pedía el Gabinete de Comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), con el apoyo de las acusaciones y la oposición de las defensas.

El juez ya rechazó esta petición en un auto dado a conocer este lunes, si bien la acusación popular que ejercen Izquierda Unida, la Asociación Justicia y Sociedad y la Federación Los Verdes, registró un escrito el jueves pidiendo que al menos se retransmitieran la primera sesión, dedicada a cuestiones previas, y la última, centrada en las conclusiones de las partes.

La Fiscalía y las defensas justifican su oposición en base a la pena de telediario que, a su entender, conllevaría para los acusados, que no son "personajes públicos". El juez ha recordado que el juicio a la cúpula del procés, en el Tribunal Supremo, que quedó visto para sentencia este miércoles, sí fue retransmitido en streaming, si bien ha recordado que las defensas así lo requirieron.

"Si se retransmite hay una merma irremediable en la imagen de los acusados". "Si el único acusado fuera el Partido Popular", es "muy posible" que el tribunal hubiera tomado una "posición muy distinta", apuntaba.

Más noticias en Política y Sociedad