Público
Público
LINARES

En libertad los dos policías que dieron una paliza a un vecino en Linares

La Audiencia Provincial de Jaén decreta la libertad provisional para los dos policías que agredieron a un hombre y a su hija en Linares y que llevaban un mes en prisión por los hechos. Les impone orden de alejamiento.

paliza en linares
Imagen de la agresión producida a un vecino de Linares por parte de la Policía, el pasado mes de febrero.-Archivo.

La Audiencia Provincial de Jaén ha acordado la puesta en libertad de los dos agentes de Linares encarcelados hace un mes tras propinar una paliza a un vecino de esa ciudad jienense, Carlos Mendoza, y a su hija, el pasado 12 de febrero. La Sala ha estimado el recurso de su defensa y no ha fijado ninguna fianza. Les impone, eso sí, una orden de alejamiento respecto a las víctimas y comparecencias en el juzgado dos veces al mes.

La Fiscalía había solicitado que los policías  Manuel F. N. y  José Luis P. C., en prisión por la paliza a Carlos Mendoza, continuasen encarcelados. Pero la Audiencia argumenta para rechazar esa petición que "la medida de prisión provisional no puede ser utilizada como pena anticipada, ni como respuesta a una situación de alarma social como la generada en el caso de autos en donde se produjo incluso un asedio a la sede judicial por una multitud de personas".

El auto considera que "tampoco cabe hablar de la ocultación, alteración o destrucción de las fuentes de prueba relevantes en base a la condición de funcionarios policiales de los investigados, pues en primer lugar existen multitud de grabaciones de los hechos aportadas a la causa, los testigos ya han declarado en instrucción y la mera condición de funcionarios policiales no es causa suficiente para hacer presumir que los investigados influirán en los aludidos testigos o alterarán otras fuentes de prueba". 

Respecto a un hipotético riesgo para la víctima o su familia, la Sala alega que  "el posible riesgo para la víctima derivada de una posible reiteración delictiva de los investigados contra su persona tampoco concurre en la presente causa, pues no consta la existencia de enfrentamientos previos entre las partes que hagan presumir una especial animadversión o deseo de venganza entre ellas". 

La víctima de los dos policías, Carlos Mendoza, está también imputado por presuntos delitos de lesiones y atentado contra la autoridad.

Más noticias de Política y Sociedad