Público
Público

Líderes territoriales del PSOE exigen a Rubalcaba que sea más duro contra la corrupción, "caiga quien caiga"

Números dos autonómicos y líderes provinciales reunidos ayer en Ferraz celebraron la "contundencia" mostrada por el partido con la amenaza de la moción de censura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los mandos territoriales del PSOE que están en un segundo plano, aquellos que más en contacto están con las agrupaciones, se confiesan hartos de escuchar por parte de sus conciudadanos que todos los partidos 'son lo mismo' en lo que respecta al tratamiento de los casos de corrupción que afectan a sus respectivas formaciones. Y ellos, que dicen estar cansados de tratar de marcar la diferencia respecto al PP, reclaman ahora de la Ejecutiva federal que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba un paso más en ese sentido con la puesta en marcha de una 'acción contundente' contra la corrupción.

En estos términos se expresaron ayer la mayoría de los vicesecretarios generales autonómicos y los líderes provinciales del partido que mantuvieron una reunión con la Ejecutiva federal del PSOE en la sede central de los socialistas de la calle de Ferraz de Madrid. Fuentes asistentes al encuentro consultadas por Público explican que 'casi por unanimidad', la quincena de dirigentes que tomaron la palabra expresaron la necesidad de que el partido 'dé ejemplo', aunque para ello tenga que cambiar reglamentos internos. Los intervinientes más radicales llegaron incluso a reclamar sanciones o actuaciones contra los miembros del partido que levanten una mínima sospecha.

En plena investigación del caso de los ERE irregulares, que salpica ya a exmiembros de la Junta y del PSOE tan destacados como la exministra de Fomento, Magdalena Álvarez, y a los pocos días de que el Tribunal Supremo archivara tras 22 meses la causa abierta contra quien fuera el número dos del partido, José Blanco, estos líderes territoriales remarcaron ayer la necesidad de adoptar medidas contra casos futuros y 'caiga quien caiga'. Líderes socialistas que estuvieron en la reunión explican que ningún orador hizo una mención concreta a los casos antes citados, pero añaden que es imprescindible que se tomen medidas y que se concreten durante la Conferencia Política que celebrarán los socialistas en noviembre.

Ayer, durante el encuentro que presidieron la número dos del partido, Elena Valenciano, y el número tres, Óscar López, en Ferraz, los cuadros territoriales del PSOE sí quisieron hacer un reconocimiento al equipo de Rubalcaba por la actitud que ha mantenido en las últimas semanas frente al rebrote del caso Bárcenas. La práctica mayoría de los que hablaron mostraron 'su satisfacción' por la decisión que tomó el pasado día 16 la dirección del partido amenazando con una moción de censura en el caso de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no compareciera en el Congreso para hablar sobre el supuesto caso de financiación ilegal que afecta al PP.

Esa 'contundencia' del PSOE, añaden fuentes asistentes a la reunión, 'era algo que hacía falta' y ha supuesto todo 'un golpe de efecto' de cara a la militancia y a los simpatizantes socialistas. Y durante su intervención, Valenciano recalcó que ese recurso sigue aún encima de la mesa. Así, la mano derecha de Rubalcaba aseguró que si Rajoy no da las explicaciones necesarias ante el Parlamento, se pondrán en marcha diferentes 'mecanismos' de presión contra el jefe del Ejecutivo y, cuando se considere, no se descarta que se utilice también la moción de censura.

Valenciano comenzó su intervención inicial exponiendo la situación política del país y haciendo especial hincapié en el caso Bárcenas y en la polémica que ha rodeado al presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, por su afiliación al PP. López, por su parte, expuso el documento marco de la Conferencia Política de noviembre y alabó el acuerdo logrado por todos los líderes territoriales del partido, incluído el PSC, en Granada, sobre el modelo territorial que defenderán a partir de ahora los socialistas. 

Esta cuestión sí que generó un pequeño debate durante la reunión que se celebró ayer en Ferraz, ya que algunos de los presentes criticaron 'la forma' en la que se acordó la defensa de una reforma constitucional en clave federal. Siempre según fuentes que presenciaron el encuentro, en este sentido se manifestaron representantes del partido de Extremadura y de Castilla-La Mancha. Y el más contundente fue el líder del partido en la provincia de Badajoz, Rafael Lemus, que cuestionó que fueran 17 líderes territoriales y no un Congreso del partido quienes decidieran el modelo territorial de los socialistas.

Más noticias en Política y Sociedad