Público
Público

Margallo califica de "incendio importante" el actual conflicto con Gibraltar

La oposición, con diferentes matices, aboga por la vía del diálogo y evitar el enfrentamiento con los "llanitos" y el reino Unido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha calificado esta tarde en el Congreso de los Diputados como 'incendio importante' la situación creada en torno a Gibraltar tras seis semanas de una escalada de incidentes y declaraciones entre las autoridades españolas, británicas y gibraltareñas a raíz del vertido de bloques de hormigón por orden del Gobierno de la roca en aguas que España considera bajo su jurisdicción y que dañan los intereses de los pescadores tradicionales de la bahía de Algeciras.

El responsable de la diplomacia del Gobierno español ha comparecido a petición propia ante la comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara baja para explicar la actitud de su departamento y del Gobierno ante la tensión actual entre dos países socios en la Unión Europea y las autoridades de la colonia británica. 'El origen de las tensiones empezaron hace tiempo, pero más recientemente por tres circunstancias menores como son la ruptura del compromiso con los pescadores de la bahía, el volcado de los bloques de hormigón y la construcción sde un nuevo espigón en la vertiente de Levante de la roca. Lo cierto es que la chispa se convierte en un incendio importante, colmando un proceso que se inició hace 300 años', ha explicado el ministro.

García-Margallo, que ha realizado una prolija explicación histórica del origen y desarrollo de lo acontecido en torno a Gibraltar desde 1713, no querido añadir más leña al incendio como él mismo ha definido el clima actual. Para ello ha apostado por insistir en el 'diálogo' bilateral con las autoridades británicas, especialmente con su homólogo Hague, con quien asegura que mantiene un denso contacto epistolar. Para limar asperezas García-Margallo ha insistido en que 'en estos momentos no se trata de debatir aspectos relativos a la soberanía'. En consecuencia, ha apostado por circunscribir el contencioso a los aspectos legales marcados en el contexto de la Unión Europea, esto es el contrabando, el blanqueo de capitales y la evasión fiscal. Según el ministro, estos aspectos 'legales' deben ser abordados seriamente para evitar males a la propia UE.

Ha recordado que Gibraltar 'no está en territorio Schenguen' por lo que, con este argumento, ha justificado los controles fronterizos 'en aplicación de los intereses de los países de la Unión Europea, como hacen todos en las mismas circunstancias'. Y para abordar el contencioso de los 'asuntos legales' García-Margallo ha apostado por crear comisiones 'asd hoc', es es específicas, entre los gobiernos español y británico, nuca con la participación de las autoridades de Gibraltar. En este sentido ha criticado el Foro Tripartito que su antecesor, Moratinos, impulsó con la participación de representantes gibraltareños. 'No niego la buena voluntas, pero esa política de aproximación no dio frutos y por el contrario permitió afianzar la estrategia soberanista de Gibraltar', ha dicho el ministro.

El responsable de la diplomacia española ha concentrado los problemas actuales en dos puntos: los aspectos medioambientales y los económicos, especialmente relacionados con el contrabando y la fiscalidad. 'Lo que hemos hecho ha sido proteger los intereses de nuestros pescadores. Y me llegan buenas noticias esta misma tarde de que las autoridades gibraltareñas están dispuestas a respetar los caladeros tradicionales en unas aguas que España nunca reconocerá que son de su soberanía'. En cuanto la fiscalidad, García-Margallo ha insistido en apostar por la legalidad que establece la Unión Europea tendente a reprimir el contrabando y evitar el blanqueo de dinero. Y ha añadido que cualquier decisión trascendente por parte del Gobierno 'se adoptará con el consenso de esta cámara'.

Por parte de la oposición se ha criticado la gestión llevada a cabo por el Gobierno, especialmente por parte de La Izquierda Plural que ha acusado a García-Margallo de crear 'una cortina de humo para disimular otros asuntos importantes, en referencia al 'caso Bárcenas'. El portavoz Centella ha hecho hincapié en la necesidad de eliminar el concepto de 'paraíso fiscal' que existe en Gibraltar. El portavoz socialista, Juan Moscoso, ha coincidido con el ministro en la defensa de los intereses españoles y la legalidad de la UE, pero ha lamentado 'la escalada verbal que va en contra de esos intereses'.

La portavoz de UPyD, Irene Lozano, ha apoyado al Gobierno en este asunto 'para recuperar una anormalidad histórica'. La nota llamativa la ha ofrecido el portavoz de ERC, Joan Tardá, quien ha aprovechado el debate, en el que se ha polemizado sobre el concepto de soberanía, para reivindicar la cadena humana que su partido y otras fuerzas políticas han convocado para el próximo día 11 con ocasión de la fiesta de la Diada para reivindicar un proceso de independencia para Cataluña. En este sentido, ha entregado al ministro una camiseta alusiva a esta convocatoria que el compareciente ha asegurado que guardará 'como todos los recuerdos que voy teniendo en mi actividad política'.

 

Más noticias en Política y Sociedad