Público
Público

Mesa de Diálogo Social Insalvables diferencias entre los agentes sociales y la 'bunkerización' de la CEOE dificultan la regulación del teletrabajo

La CEOE pide la retirada íntegra del anteproyecto de ley por considerarlo "desequilibrado y errático". Los sindicatos piden que sean un "derecho generalizado" para garantizar que no se use como una nueva fórmula de explotación laboral. Ambas partes presentarán su propuestas en los próximos días y se debatirán en una próxima reunión, aún sin fecha concreta.

GRAF7227. MADRID, 25/06/2020.- La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ofrece una rueda de prensa este jueves en la sede del ministerio de Trabajo, en Madrid, donde se ha anunciado el acuerdo entre el Gobierno y los autónomos para extender hasta el 30 de se
La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, en una comparecencia en el Congreso de los Diputados. Fuente: Congreso

manuel sánchez / alejandro lópez de miguel

La primera reunión entre el Ministerio de Trabajo y Economía Social y los agentes sociales, este miércoles, constató insalvables diferencias entre patronal y sindicatos para regular del teletrabajo, con la CEOE bunkerizada en su rechazo a esta regulación. 

Esto hace atisbar que no será fácil un acuerdo rápido ni su correspondiente tramitación legislativa, salvo que desde el Gobierno se quiera legislar unilateralmente o buscar un acuerdo con una sola de las partes. Hoy por hoy, Trabajo insiste en que el camino a seguir pasa por negociar en el marco del diálogo social, y no se contemplan otros escenarios, aunque los agente sociales reconozcan que el entendimiento se antoja complicado.

La patronal pide la retirada del anteproyecto de ley:  "Es un texto desequilibrado" y con un "enfoque errático"

De hecho, según fuentes conocedoras de la reunión, ha sido uno de los encuentros donde se ha visto más difícil llegar a un acercamiento en las posiciones, con la patronal instalada en una posición "muy dura".

El único punto de coincidencia fue que todos los agentes sociales reprocharon al Ministerio que tendría que haberles reunido antes de empezar a redactar el anteproyecto de Ley de Trabajo a Distancia.

De hecho, la CEOE fue la más clara en desmarcarse. En un comunicado difundido tras la reunión -y que ha sorprendido por su contenido en el Ministerio-, la organización que preside Antonio Garamendi afirmó que el anteproyecto elaborado por Trabajo, y ya sometido a información pública "es un texto desequilibrado" y con un "enfoque errático", por lo que pidió directamente su retirada. El martes, Garamendi defendió que el teletrabajo no debe ser considerado "un derecho".

A parte de sus muchas discrepancias puntuales relacionadas con el contenido del anteproyecto, incluida cómo se reparten los costes entre empresa y trabajador y la compensación de los gastos por prestar los servicios a distancia, una de las principales reivindicaciones empresariales es llevar esta regulación a la negociación colectiva.

Sindicatos y patronal están de acuerdo en un punto: Trabajo debió consultarles mucho antes

Y en este punto, el choque es total con los sindicatos, que quieren que el teletrabajo se considere un derecho y se regule por una ley que imponga "unos contenidos mínimos a la negociación colectiva, de manera que en ésta sólo pueda ser mejorado", se afirma en el comunicado emitido por la UGT. CCOO comparte su postura.

Para UGT, con esta fórmula se trata de impedir que el teletrabajo "se convierta en una nueva forma de explotación laboral", dejando claro que el teletrabajo debe concebirse como "un derecho generalizado para todos los trabajadores y trabajadoras, y no vinculado exclusivamente a la conciliación o lo cuidados" ya que, advierten, "eso podría convertirlo en una herramienta de discriminación laboral". El riesgo de no regular el teletrabajo es que se convierta en una nueva vía de precarización del empleo, vienen a decir.

Sorpresa en Trabajo con el comunicado de la CEOE

Tras constatarse las diferencias, la reunión ha acabado con el compromiso de los agentes sociales de presentar por escrito en los próximos días sus alegaciones al anteproyecto, aunque los sindicatos tienen ya redactada una propuesta completa.

La primera reunión ha sido una "toma de contacto": ha servido para marcar una metodología de trabajo, si bien aún no hay fecha para el próximo encuentro 

El Ministerio se ha comprometido posteriormente a estudiar esas alegaciones y discutirlas en una nueva reunión, para la que todavía no se ha fijado fecha. No obstante, desde Trabajo explican que la reunión de este miércoles ha sido "una primera toma de contacto". Toca, afirman, estudiar con calma las propuestas planteadas, y más adelante habrá que debatirlas.

Por eso han sorprendido las duras declaraciones de la CEOE. En el Ministerio recuerdan que, frente a los sindicatos, que ya han aportado sus ideas, la patronal se ha comprometido a remitirlas próximamente, y han incidido en que las tendrán en cuenta. Hoy han fijado una metodología de trabajo, han establecido cauces de diálogo, y pese a todo han recibido inmediatamente después de terminar nuevas críticas por parte de los empresarios. 

Recuerdan que, en esencia, su idea es que el diálogo social sirva para
encuadrar en la legislación española las claves del Acuerdo Marco Europeo sobre el Teletrabajo. Hasta ahora, el Ministerio de Yolanda Díaz ha mostrado su voluntad de regular el teletrabajo, pero no ha explicitado si contempla el trabajo a distancia como un derecho, en la misma línea que los sindicatos.

En el anteproyecto de Ley de Trabajo a Distancia  se contempla que debe ser "voluntario", debe quedar constancia por escrito, y el trabajador también debe tener derecho a retornar a la anterior situación laboral. Visto lo visto, la negociación se anticipa muy, muy difícil. 

Más noticias de Política y Sociedad