Público
Público

Montoro amenaza con recurrir a los tribunales para defender su "honor"

El ministro de Hacienda niega que haya sido un 'conseguidor' para el despacho que fundó con su hermano. Acepta su reprobación como "un acto democrático que no tiene consecuencias".

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro sale del Congreso de los Diputados. | FERNANDO ALVARADO (EFE)

PAULA DÍAZ | MADRID

"Estoy esperando que alguien se pase de la raya para defenderme en los tribunales". Así ha valorado Cristóbal Montoro las informaciones de ABC en las que se asegura que actuó como un intermediario entre empresarios y banqueros con el despacho de asesoría que él mismo fundó con su hermano, Equipo Económico —antes Montoro y Asociados—.

"Ya no sé cómo expresarlo. Dejé el despacho hace nueve años y vendí mis acciones a mi hermano y al resto de asociados. Pero claro, si usan mi foto en una portada, ¿yo qué hago?", sentenció el titular de Hacienda en los pasillos del Congreso con cierto tono victimista. "¿Es malo fundar un despacho en España. ¡Salí de él en 2008!", exclamó desvinculándose de todas esas actividades que, según ABC, Equipo Económico llevaría a cabo, además, con "empresas que necesitan cambios legislativos"

El ministro se quejó de que nunca un medio de comunicación —"ni siquiera los afines al Gobierno", dijo— le haya apoyado y aseguró que había exigido las correspondientes rectificaciones. "Lo que no puedo rectificar es que una foto diga que fundé un despacho", insistió. Y volvió a amenazar: "Voy a defender mi acción de Gobierno, pero también mi honor. De momento no puedo hacerlo porque están midiendo bien, pero estoy esperando que alguien se pase de la raya para defenderme en los tribunales", zanjó.

Mientras él atendía a la prensa, los diputados salían del pleno de la Cámara baja. "¡Ah! Es el reprobado", le calificaban varios de ellos mientras intentaban sortear la maraña de periodistas. "¡Montoro, dimite ya!", llegó a gritarle un socialista. Y es que sus señorías venían de votar definitivamente su reprobación, precisamente. Una decisión que 'el reprobado' recibió con "democracia" porque, dijo, "hay que aceptarlo dentro de las reglas". "Pero hay que darle el valor que tiene: no tiene consecuencias en la práctica", insistió.

El techo de gasto, en el aire

De otro lado, Montoro aseguró que había hablado ya "con todos los grupos" para empezar a negociar el techo de gasto que esta tarde debatirá con las Comunidades Autónomas en el Consejo de Política Fiscal y Financiera y que el Consejo de Ministros aprobará el próximo lunes. Ya el 11 y 12 de julio será debatido en el Congreso.

El ministro de Hacienda negó que ayer hubiese dado un no rotundo a las exigencias de Ciudadanos —que se levantó de la mesa— y arremetió contra el PSOE por su petición de no negociar con él —y sí con el Secretario de Estado— la senda de déficit.

"Están buscando excusas de mal perdedor porque no quieren negociar lo que es bueno para las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos". "¿Ustedes creen que el nuevo PSOE va a apoyar el techo de gasto? Pero yo voy a intentarlo, porque es mi obligación", dijo con resignación. Además, negó que dicha petición de los socialistas sea un "veto" contra su persona. "Quien les invita a participar en la negociación el techo de gasto es el Gobierno, un servidor", presumió. "Además, si no querían, podían haber dicho que no de entrada a la reunión, pero a mí me han dicho una cosa y a ustedes otra", zanjó.

"Es el IRPF lo que tienen que bajar. Y, si no, no habrá techo de gasto. No con el apoyo de Ciudadanos", asegura el portavoz de Ciudadanos

Con respecto a Ciudadanos, Montoro dejó aún abierta la puerta para aceptar la rebaja de IRPF que le exigen sus socios para apoyar el techo de gasto. Ayer, los naranjas se levantaron de la mesa por la negativa de Hacienda a aceptar su línea roja. "Yo no les di un 'no' definitivo", se defendió. "Ayer les dije que se va a estudiar la posibilidad y que la ley de autónomos que ya se está debatiendo en el Congreso ya supone una rebaja fiscal muy importante", respondió a la gallega.

El portavoz de los naranjas, por su parte, aunque valoró los beneficios de la ley de autónomos que ellos mismos han impulsado, también advirtió a Montoro de que aprobarla no será suficiente. "Es el IRPF lo que tienen que bajar. Y, si no, no habrá techo de gasto. No con el apoyo de Ciudadanos", sentenció Juan Carlos Girauta con rotundidad. "Con un 3% de crecimiento no vale jugar a la estrategia de la táctica de la zanahoria y guardársela para el final de la legislatura como herramienta electoral, que es lo que le gustaría al reprobado Señor Montoro", le exigió. Y, veladamente, pidió su dimisión: "Cuando uno se dedica a la política no puede hacer de conseguidor ni de comunicador entre empresas. Hay que mantener el decoro. Si Montoro ya iba a ser reprobado antes de las portadas de ABC, ahora imagínense. En un país normal ya no sería el interlocutor porque no estaría en el Gobierno", concluyó.

Más noticias de Política y Sociedad