Público
Público

Nueva normalidad Catalunya multará con 100 euros a quien no lleve mascarilla al salir de casa

La mascarilla se debe llevar también hasta entrar en zona de playa o para pasear por la arena o ir a un bar del paseo marítimo, pero no cuando se está tomando el sol o se va bañar al mar.

Una niña con mascarilla y con sombrero para protegerse del calor camina por Madrid este martes. | EFE
Una niña con mascarilla y con sombrero para protegerse del calor. | EFE

efe

La Generalitat multará a partir de mañana con hasta cien euros a las personas de más de seis años que salgan de casa sin mascarilla, incluso cuando se pueda mantener la distancia de seguridad, si bien siguen vigentes las excepciones que eximen su uso cuando sea incompatible, como hacer deporte o bañarse.

Así lo han indicado en rueda de prensa las conselleres de Presidència, Meritxell Budó; de Salud, Alba Vergés, y de Agricultura, Teresa Jordà, horas después de que el presidente catalán, Quim Torra, anunciara en el Parlament que a partir de este jueves será obligatorio llevar mascarilla en Catalunya en los espacios públicos, tanto en el interior como en el exterior, aunque se pueda respetar la distancia de seguridad.

Este nueva regulación sobre la obligatoriedad de las mascarillas, cuyo incumplimiento puede acarrear sanciones de hasta cien euros, ha sido aprobada a propuesta de la conselleria de Salud en una reunión del comité del Plan de Protección Civil de Catalunya (Procicat) que se ha celebrado este miércoles.

En una rueda de prensa convocada de urgencia este mediodía, la consellera de Salud, Alba Vergés, ha reconocido que pese a la nueva orden se mantendrán vigentes las excepciones al uso de mascarillas que se han aplicado en las últimas semanas, como por ejemplo en la práctica de deporte, pero no ha dado más detalles y se ha remitido a los documentos de Preguntas Frecuentes que publica la Generalitat en las redes sociales.

El Procicat ha acordado, según Budó, que las personas de más de seis años estarán obligadas a partir de este jueves a llevar mascarillas en Catalunya en la vía pública, en los espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público abierto al público, con independencia del mantenimiento de la distancia física interpersonal.

"Cuando la actividad sea incompatible con llevar mascarilla, te la puedes sacar", ha afirmado Vergés

Vergés ha dejado claro que la mascarilla será obligatoria a partir de este jueves, desde los seis años de edad, siempre que se salga de casa, aunque no cuando se esté llevando a cabo una actividad en que su uso sea incompatible, como por ejemplo practicar deporte.

"Que todo el mundo salga de casa con mascarilla, no porque vayamos a la playa nos la dejemos en casa. Debemos intentar pensar siempre cómo protegernos. Que la premisa sea que no por ir a la playa nos dejamos la mascarilla en casa, al revés", ha indicado.

"Cuando la actividad sea incompatible con llevar mascarilla, te la puedes sacar", ha afirmado Vergés, que no ha dado más detalles sobre los casos en que no se puede llevar, pese a la insistencia de los periodistas para saber las excepciones a una normativa sobre la que a partir de mañana los ciudadanos se exponen a multas de hasta cien euros en caso de incumplimiento. 

Baños en la playa sin mascarilla

El subdirector general de Coordinación de Salud Pública, Xavier Llebaria, ante la insistencia de los periodistas ha aclarado que seguirá estando permitido ir sin mascarilla en la playa. Según Llebaría, se debe aplicar el "sentido común" y llevar mascarilla cuando es recomendable y no cuando es incompatible, como bañarse y tomar el sol.

En concreto, la mascarilla se debe llevar al salir de casa y hasta entrar en zona de playa o para pasear por la arena o ir a un bar del paseo marítimo, pero no cuando se está tomando el sol o se va bañar al mar. Al igual ocurre con el deporte, según ha afirmado Vergés, que ha asegurado que se debe llevar la mascarilla cuando se va a practicarlo pero no cuando se está ejercitando.

Sobre los estudiantes que este jueves se examinan de selectividad, el consejo interuniversitario de Catalunya ha aprobado un documento, al que ha tenido acceso Efe, en que estipula que los alumnos deberán llevar la mascarilla para acudir al edificio y en los espacios comunes -a excepción de los que tengan dificultades respiratorias- pero que cuando estén en su sitio con toda la gente sentada y se hayan repartido las pruebas, se las podrán sacar mientras contestan si no tienen a nadie a un metro y medio. Una vez hecho el examen, tendrán que ponerse la mascarilla de nuevo cuando lo entreguen y para salir del aula y mientras se mantengan dentro del edificio.

También en los casals de verano los niños y niñas tendrán que acudir con mascarillas, aunque, según Vergés, si van a hacer una actividad incompatible con su uso, la pueden no llevar. Para el sector del ocio nocturno catalán, la decisión del Govern de obligar a llevar mascarilla, aun con distancia de seguridad, otorgará "más normalidad" a las discotecas y ayudará a aumentar el aforo permitido y a "flexibilizar" la restricción de usar la pista de baile.

El secretario general de la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (FECASARM), Joaquim Boadas, ha expresado en declaraciones a EFE que "si la gente tiene claro que hay que llevar mascarilla en todos sitios, es más fácil que lo cumpla también dentro del local y que se pueda ampliar el aforo".

Illa subraya que la mascarilla ya "es obligatoria"

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha subrayado este miércoles que el uso de mascarillas por parte de los ciudadanos ya es obligatorio en toda España desde la entrada en vigor del real decreto que rige la nueva normalidad en el Estado.

Illa ha zanjado así una pregunta de los medios acerca de la posibilidad de extender la medida adoptada por la Generalitat de Catalunya de obligar a usar este tipo de elementos de protección aunque exista distancia interpersonal suficiente en espacios públicos.

"La mascarilla es obligatoria en España", ha recalcado el ministro, que ha puntualizado que únicamente se puede exceptuar su uso en personas con problemas de salud o en caso de que esté garantizada en todo momento la distancia interpersonal superior al metro y medio recomendado.

Más noticias de Política y Sociedad