Público
Público

El hombre fuerte deRita Barberá dimitepor su imputaciónen el caso Nóos

El vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, dice que sufre una "cacería electoral". La Audiencia Provincial de Baleares acordó a principios de mes enviarle a juicio por los presuntos delitos de prevaricación administrativa, fraude a la administración, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias y falsedad de documento oficial.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2

El hasta hoy vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau (PP), recibe un beso de la alcaldesa, Rita Barberá, durante la rueda de prensa que ha ofrecido este medidodía para anunciar su dimisión. EFE/Manuel Bruque

VALENCIA.- El vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau (PP), ha dimitido después de que la Audiencia de Palma confirmara que se sentaría en el banquillo procesado por el caso Nóos, la presunta trama corrupta en torno al Instituto que dirigía Iñaki Urdangarin, según han confirmado fuentes municipales.

El hasta hoy vicealcalde ha manifestado que su procesamiento "pasará a la historia por la cacería electoral" a la que le ha "sometido" el grupo municipal socialista. Grau ha comparecido en una rueda de prensa junto a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, quien ha expresado su "cariño", "respeto" y "reconocimiento" a el ya ex vicealcalde y su decisión, y se ha mostrado convencida de que "se hará justicia" en este caso. Barberá ha destacado que "no cabe mejor reflexión" para definir la decisión de Grau que las palabras de Winston Churchill en las que afirmaba: "El precio de la grandeza es la responsabilidad"..

La Audiencia Provincial de Baleares acordó el pasado 2 de marzo enviar a juicio a Grau, tras estimar el recurso de apelación que interpusieron los concejales socialistas en el Ayuntamiento contra el auto con el que el juez instructor José Castro excluyó al alto cargo del PP valenciano de entre los acusados que se sentarán en el banquillo por el caso Nóos. Grau será juzgado por los presuntos delitos de prevaricación administrativa, fraude a la administración, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias y falsedad de documento oficial por los contratos que firmó como presidente de Valencia Turismo con el Instituto Nóos.

Grau, "impulsor"

La Audiencia de Palma considera a Grau "impulsor de la concertación" entre la Fundación Valencia Turismo Convention Bureau (Fvtcb) y el Instituto Nóos para organizar tres foros sobre deporte y diseñar la candidatura para unos Juegos Europeos y por lo que la entidad cobró 3,5 millones de euros. Grau siempre ha defendido el carácter privado de la Fundación y que contrató con Nóos porque le parecía "una propuesta razonable", que iba a servir para la proyección internacional de Valencia, ya que tendría como invitados a personas de gran relevancia.

Los magistrados de la Audiencia han considerado que, aunque materialmente la Fundación" actuaba con entidad privada, "se refugiaba" en esa naturaleza jurídica "pese a que en realidad era de interés público, para burlar las normas de contratación", que eran de obligado cumplimiento a partir de marzo de 2005.

Según la sala segunda de la Audiencia de Palma, en cualquier caso, el conocimiento de Grau sobre cuáles eran las obligaciones de la Fundación que presidía deberán dilucidarse durante el juicio. Apoya su decisión en testimonios de patronos de la Fundación que apuntaron hacia Grau como el máximo responsable de los contratos con Nóos y que señalaron que la dirección del organismo proponía las decisiones a adoptar y se hacía con escasa información y sin votaciones.

Además, la sala abunda en que la participación de Grau "deriva tanto del compromiso económico del Ayuntamiento como porque para llevar a cabo el proyecto era necesaria la participación del consistorio y ésta ya estaba comprometida desde que Rita Barberá remite a Urdangarín y Diego Torres a la Ftvcb y a Cacsa", la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

El hasta hoy vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau (PP), con la alcaldesa, Rita Barberá, antes de la rueda de prensa que ha ofrecido este medidodía para anunciar su dimisión. EFE/Manuel Bruque

Este lunes, Grau ha destacado en su comparecencia ante los medios de comunicación que tras varios años de instrucción, pruebas, interrogatorios, "ni el juez Castro ni el fiscal Horrach han encontrado un solo delito" del que acusarle, "ni tan siquiera por cuestiones administrativas", ha precisado. Ha añadido que se marcha "cansado del pim, pam, pum que afecta a toda" su familia, aunque ha advertido de que, "seguramente, quedan muchas acciones legales para defender" su inocencia.

"Sospecho que debo ser el único españolito que, sin tener acusación del juez instructor ni del fiscal, tenga la posibilidad de tener que sentarse en un banquillo tras la persecución política de la que he sido objeto por los concejales del partido socialista en la ciudad de Valencia", ha denunciado. En este sentido, ha afirmado que quienes le acusan saben que no es culpable de nada, porque no ha firmado, ni contratado nada y que nunca ha tratado con los miembros del Instituto Nóos, y ha reivindicado que no hay "ni un solo papel" firmado por él, "ni tan siquiera un correo electrónico o un guasap".

Grau ha renunciado también a todos sus cargos orgánicos en el partido para ser "un militante más de base" y "el ciudadano Grau sin más", como él mismo se ha definido, y le sustituirá, como primer teniente de alcalde y coordinador de campaña del PP, Alfonso Novo, según ha avanzado Barberá. 

Más noticias en Política y Sociedad