Público
Público

Ofensiva del PSOE en sus puntos negros

Los socialistas estudian los cambios que abordarán en estas federaciones tras la constitución del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero ha ganado las elecciones el 9-M y, además, por cinco escaños más que en 2004. La satisfacción que estos resultados provocan entre los socialistas se empañan cuando desde Ferraz se mira al centro y al este de la Península, sobre todo, hacia Madrid y Valencia, en donde el éxito del PP ha sido arrollador. Pero también en la pequeña Murcia y en algunas provincias andaluzas, como Málaga o Almería.

Ni la lista encabezada por el presidente del Gobierno en Madrid ni las lideradas con grandes expectativas por María Teresa Fernández de la Vega (Valencia), Jordi Sevilla (Castellón), Bernat Soria (Alicante) o Mariano Fernández Bermejo (Murcia) han surtido efecto. El PP sigue su ascenso imparable por tierras madrileñas, valencianas y murcianas.

Toca, por tanto, tomar medidas, y que sean drásticas, suplican, por ejemplo, desde la Comunidad Valenciana. Miembros del PSPV piden ayuda a Ferraz, pero también al Gobierno, para salir de una crisis que parece no tener fin desde 1995.

Como en Madrid o como en Murcia, cuando el ya conocido como 'año popular' arrebató a los socialistas las presidencias de Madrid, Valencia y Murcia, sumiendo a las federaciones del PSOE que los sustentaban en crisis internas de las que no han sido capaces de salir hasta hoy.

La percepción en estas comunidades es que ahora, con un Zapatero revalidado hace dos semanas gracias a una mayoría cómoda y un PP sumido en un problema de identidad que, según los socialistas, no ha resuelto, ni mucho menos, la continuidad de Mariano Rajoy, Ferraz podrá ocuparse de sus zonas más conflictivas e incapaces de levantar cabeza.
'Falta saber si Blanco continúa', apuntan tímidamente desde una de estas federaciones ante los rumores de que el de Lugo se va a la empresa privada o accede a un ministerio. Esta posibilidad, sin embargo, parece descartada a día de hoy.

La lección de Madrid

El bisturí de los máximos responsables del PSOE, sin embargo, va prevenido y no busca cortar la cabeza de los líderes socialistas regionales sin más. Han aprendido la lección del PSM, en donde el liderazgo de Rafael Simancas fue guillotinado dos meses después de que perdiese las elecciones de mayo de 2007.

El congreso extraordinario de los socialistas madrileños aprobó la candidatura de Tomás Gómez, alcalde de Parla, para suceder a Simancas. La ilusión que levantó este nombramiento entre la militancia del PSOE fue, sin embargo, fundiéndose enseguida conforme pasaban los días y se demostraba, según apuntan dirigentes socialistas madrileños a Público, la falta de comunicación, de proyección y de proyecto del regidor Gómez.

Tomadas las notas sobre los movimientos efectuados que no resultaron y sobre las reivindicaciones que van llegando del este y del centro del país, en Ferraz se preparan para iniciar una operación delicada de cuyo éxito dependen, primero, unas más exitosas municipales en 2011 para el PSOE y, segundo, una mayoría absoluta para Zapatero en 2012.