Público
Público
LAS CLOACAS DE INTERIOR

"De la operación 'Kitchen' no tuve ni idea y no entiendo por qué estoy imputado", dice el exjefe de Asuntos Internos de la Policía

Marcelino Martín-Blas realiza un alegato de su inocencia respecto al operativo de espionaje ilegal al entorno de Luis Bárcenas por parte de la 'brigada política' del Ministerio del Interior entre 2013 y 2015 y enumera las trampas que supuestamente le tendieron desde la Dirección Adjunta Operativa de la Policía para involucrarle.

Marcelino Martín-Blas
Marcelino Martín-Blas, exjefe de Asuntos Internos de la Policía Nacional, en el comisión del Congreso sobre el caso 'Kitchen'.  Público

El exjefe de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional, Marcelino Martín-Blas, ha reiterado este miércoles que de la operación 'Bárcenas' o 'Kitchen' "no tuvo ni idea" y que "no entiende por qué está imputado". En 2020 fue citado a declarar como investigado en la Audiencia Nacional por el espionaje ilegal orquestado desde el Ministerio del Interior de Mariano Rajoy para sustraer pruebas al extesorero del PP, Luis Bárcenas, sobre el Partido Popular, "y fue una sorpresa, porque jamás he sabido nada de esa operación ni he ordenado desde Asuntos Internos hacer nada sobre eso", ha dicho, contundente, Martín-Blas.

"Mi voluntad es declarar en la sede de la soberanía nacional para que la sociedad tenga unas instituciones limpias", ha dicho el exjefe de Asuntos Internos. Este comisario ya jubilado, con 45 años de servicio, ha explicado que ha sido durante años víctima de una campaña de difamación por varios medios de comunicación en connivencia con el comisario Villajero, como el digital Información Sensible; un medio al que llegó a investigar y descubrió que detrás estaba el propio Villarejo, según ha explicado este miércoles.

Ha puesto ejemplos concretos de esa campaña difamatoria. "Se me acusó desde algunos medios de haber sido el responsable, por ejemplo, de la grabación de la conversación entre el exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el director de la Oficina Antifraude catalana [en el contexto de la llamada operación Cataluña, de descrédito de los líderes independentistas]. Y ahora el comisario García Castaño ha reconocido que fue él quien hizo la grabación", ha sostenido Martín-Blas en relación a la reciente confesión en esta comisión del comisario Enrique García Castaño

La imputación de Marcelino Martín-Blas en la causa Kitchen se produjo, entre otros hechos, por la declaración del inspector Jesús Vicente Galán, entonces jefe de la sección de Vigilancias, que dijo al juez que en verano de 2013 Martín-Blas le dio la orden de seguir a un Citroen C4 negro en el distrito de Salamanca de Madrid, y le advirtió de que por esa zona vivía Bárcenas, pero ni le dijo la finalidad ni él preguntó. También el comisario jubilado Villarejo le ha señalado como conocedor de este asunto, sufragado con fondos reservados. 

Marcelino Martín-Blas no ha querido mencionar la expresión "premios por los servicios prestados" otorgados al inspector Jesús Vicente Galán, que llegó a la Unidad de Asuntos Internos por  mediación de José Ángel Fuentes Gago, número dos del entonces DAO, Eugenio Pino. Pero ha explicado las circunstancias en las que este policía, que contribuyó supuestamente a involucrarle en la causa 'Kitchen', logró méritos y ascensos. Por ejemplo, sobre la medalla con distintivo rojo, es decir, pensionada, que recibió Galán, su exjefe ha dicho que lo reglamentario es que él le hubiera propuesto para esa medalla, pero no fue así. "Él presumía de que la había conseguido sin mi permiso. Y saquen ustedes conclusiones: se marchó a la embajada de Mauritania y luego pasó a depender directamente del DAO en comisión de servicios".

La caída en desgracia de Martín-Blas, según él mismo ha relatado, comenzó en verano de 2015 cuando inició la investigación ordenada por al Juzgado de Instrucción 2 de Madrid sobre el comisario Villarejo por su relación con una grabación a policías y agentes del CNI en una derivada del caso del 'Pequeño Nicolás'. "Villarejo fue a ver al juez para decirle que me apartara del caso", ha afirmado Martín-Blas.

Unos meses antes ya había sido cesado como responsable de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía, cuyo cometido es detener a policías corruptos. "Me cesaron sin explicación alguna y el juez me pidió que me integrara en la comisión judicial, porque me habían destinado al Consejo Asesor de la Policía, donde no se hace nada", ha explicado.

Más noticias