Público
Público

Otegi visitará Barcelona en medio de un gran expectación política y ciudadana

El líder independentista vasco viajará la semana que viene a Catalunya por primera vez desde su salida de la cárcel. El miércoles se reunirá con diputados en el Parlament y por la tarde participará en un acto con más de mil asistentes como muestra de gratitud a la solidaridad recibida durante su etapa en prisión

Publicidad
Media: 4
Votos: 5

Arnaldo Otegi, durante un mitin celebrado en Donosti. / JAIRO VARGAS

BARCELONA.- Dublín, Londres, Bruselas y Barcelona. Las cuatro ciudades tienen en común ser los primeros destinos de Arnaldo Otegi, fuera del País Vasco y Navarra, tras salir de la prisión el pasado 1 de marzo. Si a finales de abril el líder de la izquierda abertzale hizo una gira por las tres ciudades europeas -participó en la convención del Sinn Féin en Irlanda y asistió a los parlamentos británico y europeo-, la semana que viene será el turno de la capital catalana.

La visita a Barcelona empezará el martes y se alargará hasta el jueves y, según ha informado EH Bildu, tiene como objetivo conocer más de cerca el proceso independentista. La agenda de actos públicos del viaje, que también contiene algunos de carácter privado, se concentrará el miércoles 18, con la reunión de Otegi con los miembros de la comisión de Exteriores del Parlament y, sobre todo, con el acto que hará por la tarde en el antiguo recinto fabril Fabra y Coats.

La primera visita de Otegi a Catalunya tras su retorno a la libertad ha generado una gran expectación, hasta el punto de que desde hace algunos días están agotadas las más de mil plazas reservadas para el acto. Con el título Tiempos de paz, vientos de libertad. La solidaridad es la ternura de los pueblos, el encuentro está organizado por el Centro Internacional Escarré para las Minorías Étnicas y Nacionales (CIEMEN) y la campaña Free Otegi, Free Them All, que reclama el fin de la dispersión. “Ellos [Otegi y su equipo] tenían interés en venir a Catalunya y han buscado a alguien que pudiera cobijar el acto y ha sido el CIEMEN”, comenta a Público Antoni Trobat, responsable de relaciones internacionales de la entidad.

“Lo planteamos como una celebración internacionalista de fraternidad entre pueblos y conjugará emotividad con cierta solemnidad. Su idea es que sea un acto de gratitud y de retorno a la solidaridad recibida durante el encarcelamiento de Otegi”, añade Trobat. De hecho, la izquierda abertzale mantiene relaciones estrechas con formaciones independentistas catalanas, fundamentalmente con la CUP y ERC, desde hace años. Y, por ejemplo, el dirigente vasco tiene una relación de amistad con Joan Tardà (ERC) y David Fernàndez (CUP), que en febrero lo visitaron en la prisión de Logroño y unos días más tarde formaron parte de los centenares de personas que acudieron a su liberación.

Trobat destaca que el probable candidato de EH Bildu a lehendakari tiene interés en profundizar en una “relación fraternal” con Catalunya, en un momento en el que la vasquitis -la tendencia de muchos catalanes a tener el País Vasco como referente en la cuestión nacional- en cierta manera se ha invertido por la emergencia del proceso soberanista catalán.

Vínculos históricos con la izquierda abertzale

Obviamente no es casual que el CIEMEN haya sido la entidad escogida para organizar el reencuentro de Otegi con Catalunya, dejando al margen a los partidos políticos. Como recuerda Trobat, “tiene una relación histórica con el Movimiento de Liberación Nacional Vasco, especialmente con la izquierda abertzale, desde su creación, en 1974”. De hecho, el fundador del CIEMEN y hoy presidente emérito, Aureli Argemí, es una persona con una relación muy estrecha con la izquierda abertzale y se ha reunido en numerosas ocasiones con el también secretario general de Sortu.

El vínculo ha continuado con otros miembros de la entidad y, por ejemplo, Ricard Vilaregut, que fue director del CIEMEN, es coautor del único libro en catalán sobre la historia de la izquierda abertzale. La relación se ha traducido en multitud de eventos a lo largo de las décadas y, por ejemplo, el pasado junio organizó un acto de adhesión de personalidades catalanas a la campaña Free Otegi, Free Them All, que contó con la participación de Julia Arregi y Hodei Otegi, compañera e hijo del dirigente político vasco. Además, el CIEMEN es una organización de la sociedad civil que reúne la transversalidad del soberanismo catalán, ya que por su junta han pasado personas relacionadas con los principales partidos de este espectro.

A parte de la de Otegi, la cita contará con intervenciones de numerosos representantes de la izquierda independentista catalana, como Joan Tardà y Gemma Calvet (ERC), David Fernàndez y Gabriela Serra (CUP) y Lluís Llach (Junts pel Sí), y de la sociedad civil, como el abogado August Gil Matamala, entre otros.

Enfado del PP

Horas antes de pasar por la Fabra y Coats, Otegi se reunirá con las portavoces de la comisión de Exteriores del Parlament de Catalunya, un encuentro que ha provocado la indignación del presidente del grupo parlamentario del PP, Xavier García Albiol. La reunión se celebrará a instancias de la CUP y fue aceptada el viernes por la presidente de la comisión, la diputada de JxSí y dirigente de CDC, Marta Pascal. Albiol acusó a CDC de querer convertir al Parlament en un plató de televisión “para promocionar al etarra Otegi. ¿Ese es el referente del independentismo catalán?”. Para el líder del PP, “en esta legislatura sólo faltaba Otegi en el Parlament para desenmascarar y desprestigiar a los partidos independentistas”.

Más noticias en Política y Sociedad