Público
Público

Pablo Crespo amenaza con "dar nombres" de los que cobraban en negro en el PP

Avisa de que algunos "se han puesto muy estupendos hablando de corrupción". "Quién esté libre de pecado que tire la primera piedra", añade

EUROPA PRESS

El que fuera secretario de Organización del PP gallego entre 1996 y 1999, Pablo Crespo, imputado en la trama 'Gürtel', asegura que en su etapa "algunos cobraban 2.000 euros en negro del PPdeG" y amenaza con "dar nombres del PP y del PPdeG y aportar pruebas" sobre las supuestas irregularidades para que el juez decida "la relevancia penal".

Así lo ha manifestado en una entrevista concedida a Faro de Vigo, en la que no cita ningún nombre, pero sostiene que dirigentes del PP "están muy nerviosos" con la entrada en prisión del extesorero del partido Luis Bárcenas". Crespo, uno de los presuntos cabecillas de la 'trama Gürtel', cree que algunos "se han puesto muy estupendos hablando de corrupción" y reta a "que tire la primera piedra el que esté libre de pecado".

Crespo, que se siente víctima de un conflicto entre partidos y cree que Bárcenas supone ahora "una batalla dentro del PP", asegura que está "dispuesto" a hablar en sede judicial, aunque matiza que lo hará conforme a la línea que le marca su defensa. "Llegado el momento habrá que hablar de todo y de todos los que creen que por no salir en los papeles en un momento dado están eximidos de culpa de posibles delitos", ha advertido.

"Del PP y del PPdeG", ha agregado, tras ser preguntado sobre la procedencia de esos nombres que se resiste a revelar, al tiempo que tampoco concreta de qué delitos se les podría acusar. A modo de argumento, ha replicado que "la relevancia penal la tendrá que decidir el juez".

En cualquier caso, ha concretado que "hay cosas que pueden no ser un delito y provocar la caída de un dirigente porque se trata de comportamientos faltos de ética de algunos a quienes se les llenó la boca diciendo que lo de Gürtel y el caso Bárcenas era tremendo y ellos hacen lo mismo o peor". "Dan una buena imagen pública pero mantienen vicios privados", ha esgrimido, antes de ejemplificar con los "sobresueldos" o la financiación "en B".

Convencido de que 'Gürtel' y el 'caso Bárcenas' son "una cortina de humo", Crespo ha subrayado que la "financiación irregular" existe en los partidos y no es algo que haya "cambiado en los últimos años". "No vamos a ser tan cándidos como para pensar que los empresarios hacen donativos a los partidos sólo porque les apetece. Es a cambio de algo", ha esgrimido.

El exsecretario de Organización del PPdeG no tiene "ninguna duda" de que los máximos dirigentes de PP, Mariano Rajoy, y PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, conocen esta "financiación irregular". "¿Bárcenas ha hecho todo sin que nadie lo supiera en el PP? Nos quieren hacer pasar por tontos", ha reflexionado.

En el caso gallego, preguntado por los 21 millones de pesetas que entregó en Génova y que aparecen en los papeles de Bárcenas, ha replicado que era "dinero no declarado, dinero negro". "Yo lo anoté en las cuentas no oficiales del PPdeG y cuando me marché entregué una copia a Fraga, Cuiña y Álvaro Lapuerta", ha señalado.

Al tiempo, ha indicado que el PPdeG tenía "un crédito de 200 millones de pesetas con la Caja de Ahorros de Vigo y ésta condonó una parte importante y el resto, como no se podía pagar, lo asumió la dirección nacional y el PP gallego se lo iba pagando poco a poco". Ha explicado que los 21 millones que él entregó "formaban parte de ese pago".

Preguntado sobre cuándo podía ingresar el PPdeG en "financiación en B al año", ha respondido que "más de 200.000 euros", en función de si había o no elecciones. "En unas autonómicas, un partido como el PPdeG o el PSdeG podía gastar entre 3 o 4 millones de euros en cuatro meses de precampaña", ha apuntado, para añadir que "la mitad fácilmente era dinero negro".

Acerca de si hubo narcotraficantes que financiaron al PPdeG, ha indicado que el partido no recibió "ni un sólo céntimo" por esta vía en su etapa. "Antes, en los ochenta, el sostenimiento del partido venía de algunos contrabandistas", ha explicado, antes de alegar que "había muy poca economía".

Tras señalar que es "absolutamente falso" que él fuese quien filtró las fotografías del líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, con Marcial Dorado, publicadas por 'El País', Crespo ha admitido que, en su etapa como responsable de Organización, había "complementos" salariales, aunque "no estaban establecidos de forma periódica".

"De los del PP nacional ya oí hablar en 1991", ha recordado, para añadir, tras ser preguntado sobre si los del PP gallego se declaraban, que era "dinero B". Sobre qué dirigentes del PPdeG recibían los supuestos sobresueldos, ha respondido que no dará "nombres", aunque "sería muy sabroso". "Había dirigentes que cobraban 600 euros y otros hasta 2.000 euros", ha señalado, antes de agregar que a él le "dijeron" que dichos complementos "siguieron existiendo" después de irse él.

En la entrevista, Crespo ha confesado haber "hecho las cosas mal en el apartado tributario", pero defiende que no malversaron "ni un céntimo de dinero público". Los regalos revelados en el marco de la 'Gürtel' los define como "atenciones comerciales" a clientes y asegura que Rajoy "no" recibió ninguno.

Asimismo, se ha reafirmado en que un abogado del entorno de Rubalcaba les visitó a él y a Correa en la cárcel para pedirles "la cabeza de Bárcenas" a cambio de sacarles de prisión. "Y lo diré en sede judicial. Igual que el nombre del abogado", ha garantizado, para concluir que la detención del extesorero "estaba programada desde hace mucho tiempo".

Más noticias de Política y Sociedad