Público
Público
debate sobre el estado de la comunidad

El Parlamento de Andalucía reclama para la Comunidad un tercio de las ayudas de la UE para España por la pandemia

El presidente Juanma Moreno (PP) logra el respaldo de la Cámara, con los votos a favor de Adelante, para reclamar el lunes a Pedro Sánchez que 23.000 millones de fondos europeos vayan a Andalucía. El PSOE vota en solitario en contra porque considera que el presidente de la Junta desconoce cómo funciona el reparto de esos fondos covid

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, después de participar en la Conferencia de Presidentes de Comunidades Autónomas convocada por el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez | EFE
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en una imagen de archivo. | EFE

raúl bocanegra

Los partidos que conforman el Gobierno en Andalucía, PP y Ciudadanos, sacaron adelante todas las propuestas de resolución que presentaron en el Debate sobre el Estado de la Comunidad. Vox sacó adelante 32 de las 35 que presentaron, mientras que PSOE y Adelante lograron que se aprobasen 13 y 12 respectivamente.

Así, la entente que gobierna Andalucía ha salido del debate unida en torno al proyecto que vienen implantando desde diciembre de 2018. El presidente Juanma Moreno cuenta con el apoyo de Vox, que le ha garantizado colaboración, ante la "ausencia de alternativa", y ha tratado de ubicarse a sí mismo en la centralidad política en Andalucía, a lo largo de todo el debate, que ha dejado, interpretaciones políticas, aparte dos ideas fundamentales.

Por un lado, la sanidad pública en Andalucía necesita mimos después de años de deterioro progresivo, agravado hasta límites insospechados en esta pandemia. El propio presidente de la Junta de Andalucía asumió que la atención primaria estaba "desarbolada" y anunció medidas "drásticas", además de garantizar que el próximo presupuesto, que contará con más de 40.000 millones de euros, se ocupará de manera decidida del asunto sanitario.

Y, por otro, los fondos europeos se han revelado como imprescindibles para afrontar con algunas garantías una recuperación económica en el corto y medio plazo frente a una crisis profunda y de imprevisibles consecuencias, que Moreno bautizó como "coronacrisis".

El próximo lunes, Moreno acude a una nueva conferencia de presidentes y en ella, planteará que a Andalucía, en los próximos años, le corresponden 23.000 millones de euros de los 72.000 que la UE ha previsto para toda España. PP y Ciudadanos habían envuelto el debate en esta propuesta, cuya aprobación era estratégica, y para la que, finalmente, han logrado el apoyo de todos los partidos, excepto del PSOE, que se ha quedado solo en su rechazo.

Así, tanto PP como Ciudadanos plantearon sendas propuestas en las que reclamaron que la nueva financiación europea se distribuya entre las CCAA "con los mismos criterios que se fijaron para el reparto entre Estados miembros de la Unión –población, desempleo y PIB–, variables que supondría para Andalucía acaparar la inversión del 32%" de todos los fondos, que se cifran en "72.000 millones de euros en concepto de transferencias directas", según recoge el texto que Ciudadanos sacó adelante con los votos a favor de PP, Vox y Adelante. La propuesta del PP –que recibió los mismos apoyos– era similar, salvo en que en su redacción elegía un verbo más amable que "acaparar" y utilizaba "recibir".

Criterios de reparto

El PSOE votó en contra porque considera que Moreno –como así le indicó en una carta que le envió Susana Díaz al presidente horas antes de que arrancase el Debate sobre el Estado de la Comunidad– "desconoce" cómo funcionan los fondos europeos.

Según Díaz, "los fondos europeos del Plan de Recuperación no son fondos estructurales", y "se dividen en dos grandes ventanillas"; en concreto, "una pequeña, de 11.000 millones de euros, que se reparten en base a criterios parecidos a los fondos estructurales para todas las comunidades autónomas".

Y una segunda, el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, que es la ventanilla principal del Fondo de Recuperación Europeo, que tendrá 60.000 millones de euros para España, y que funciona sobre la base de planes nacionales de Reformas e Inversiones únicos para cada país", según continúa Susana Díaz, que agrega en su carta que "los fondos se van desembolsando en función del cumplimiento de hitos y objetivos nacionales, que negocia el Gobierno de España con la Comisión Europea".

Díaz, así, le preguntaba al presidente: "¿Cuando usted pide que le envíen 23.000 millones para Andalucía a cuenta de los Fondos Europeos, ¿sabe la diferencia entre hitos y objetivos?". "Hitos son reformas legislativas y regulatorias que habrán que cumplir; objetivos son ejecución de proyectos y programas", se respondía ella misma.

El Ministerio de Hacienda aseguró a Público que, en efecto, los mecanismos de reparto son tal y como se los describe Díaz a Moreno en la carta, por lo que la llegada de esos 23.000 millones, no estaría exclusivamente en manos de la voluntad de Sánchez.

Los socialistas presentaron su propia propuesta, que también fue aprobada, al tener el apoyo, excepto de Vox, de todos los partidos, incluidos PP y Cs, y que reza así: "La actual situación de crisis derivada por la pandemia hace necesario que la UE y el Gobierno de España faciliten con prontitud toda la información disponible y aclaratoria sobre [los fondos europeos] para llevar a cabo un reparto justo de los nuevos recursos. Por ello, el Parlamento insta al Gobierno [de Andalucía] a elaborar, a la mayor brevedad posible y de manera consensuada y compartida con los [partidos] los proyectos de ratificación para Andalucía que participarán en ese fondo".

PP y Cs le votan 32 propuestas a Vox

PP y Ciudadanos votaron a favor de todas las propuestas de Vox, salvo tres, es decir, le aprobaron 32. En esta ocasión, el partido de ultraderecha dejó fuera de la ecuación sus obsesiones antifeministas y xenófobas, para ocuparse de la sanidad, la educación, la desigualdad y otros asuntos, como el gasto en I+D+i.

Las tres propuestas que Vox no sacó fueron las siguientes. Una, por el voto contrario de Ciudadanos, la abstención del PP, que pretendía "crear una Mesa de Desequilibrio Provincial que permita corregir los desequilibrios existentes entre las distintas provincias de Andalucía". Otra, también con el voto en contra de Ciudadanos y la abstención del PP, que buscaba "incorporar un amplio sistema de beneficios fiscales para las familias, en especial para las numerosas, intentando favorecer, junto a las corporaciones locales, las decisiones necesarias tendentes a conseguir una reducción mínima del 50% en el impuesto sobre bienes inmuebles para familias con hijos y exención del pago del mismo a familias numerosas". Y la tercera, que contó con la abstención tanto de PP como Ciudadanos, buscaba que el Gobierno controlase y diera cuenta, "de manera exhaustiva de cada céntimo de euro que se recauda de los andaluces".

Más noticias de Política y Sociedad