Público
Público

El partido de Capriles no irá a las elecciones en Venezuela pese al fin de la intervención judicial

El partido venezolano Primero Justicia considera no acudir a los comicios del próximo mes de diciembre por "no existir condiciones electorales" y "por los riesgos asociados al COVID-19".

Henrique Capriles sostiene un ejemplar de la Constitución Bolivariana de Venezuela durante un acto de la oposición. | REUTERS
Henrique Capriles sostiene un ejemplar de la Constitución Bolivariana de Venezuela durante un acto de la oposición. | REUTERS

EFE

El partido venezolano Primero Justicia, del que forma parte el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles, ratificó este viernes su decisión de no acudir a las elecciones legislativas por "no existir condiciones" pese a que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) suspendiera su intervención.

"Primero Justicia reitera su decisión de no participar del ilegítimo proceso electoral convocado para el 6 de diciembre de 2020, por no existir condiciones electorales y por los riesgos asociados al COVID-19", reza un mensaje del partido en su cuenta de Twitter.

Horas antes, el TSJ suspendió la decisión que tomó en junio pasado de intervenir el partido y nombrar una nueva directiva para la organización apenas unos días después de que Capriles rompiera con parte de la oposición e instara a los detractores del chavismo a aprovechar la oportunidad que, considera, abren los comicios.

Frente a esa decisión, advirtieron que "los justicieros", como denominan a sus militantes, "que opten por una ruta política distinta a la adoptada" por el partido "y se postulen como candidatos estarán tomando la decisión de colocarse al margen de la militancia partidista en los términos previstos en nuestros estatutos".

"El día de hoy fue anunciada una decisión del TSJ de Maduro sobre nuestros símbolos y autoridades partidistas. Ratificamos que ello en nada cambia nuestra situación institucional. Primero Justicia seguirá siendo un partido al servicio del pueblo de Venezuela y de la democracia", agregan.

Esa decisión suspende la que medida que ordenó en junio pasado de intervenir el partido y nombrar una nueva directiva para la organización, compuesta por antiguos militantes expulsados y acusados de ser sobornados por el Gobierno, a la que autorizó a usar el nombre, siglas y colores del partido.

En sus mensaje de Twitter, Primero Justicia también expresó su "profunda preocupación por la crisis unitaria que atraviesa la oposición" y pidió "retomar la unidad de propósitos en torno a un único objetivo: recuperar la democracia".

Eso sí, advirtieron que para lograr sus propósitos "es necesario sincerar la lucha democrática" y "reconocer con humildad una serie de errores y la incapacidad de rectificación en la conducción del Gobierno interino" que ha organizado Juan Guaidó tras ser reconocido como presidente encargado por más de 50 países.

"Por eso, proponemos abrir un debate franco para replantear la organización y actuación de la oposición", concluyen. PJ es uno de los 27 partidos, entre los que están los más importantes de la oposición, que tomaron la decisión de no acudir a las elecciones del próximo 6 de diciembre al considerar que se trata de un "fraude".

Sin embargo, Capriles pidió el pasado miércoles aprovechar la "rendijita" de oportunidad que abren las elecciones parlamentarias porque, aseguró, "la pelea es peleando, no tuiteando".

Más noticias de Política y Sociedad