Público
Público

Censura parental Alrededor de 40 asociaciones y colectivos de Murcia firman un manifiesto contra la censura parental

Los firmantes destacan que esta medida "ataca" la autonomía de los centros, además de contravenir las leyes regionales de Igualdad Social LGTBI y sobre violencia de género. 

Varios niños en un aula de un colegio.

efe

Casi 40 partidos, sindicatos, asociaciones de padres y madres de alumnos, colectivos LGTBI y plataformas sociales han firmado un manifiesto en el que muestran su "absoluto rechazo" a la censura parental implantada en la Región y que han respaldado PP, Cs y Vox para sacar adelante los presupuestos de 2020.

En el texto, los firmantes exigen la retirada de las instrucciones de inicio de curso de la consejería de Educación y Cultura, en la que se pide la autorización expresa de los progenitores para que sus hijos puedan asistir a las charlas complementarias, incluidas en el currículo escolar y que son evaluables y obligatorias.

La censura parental –denominada por su propulsores como "PIN parental"– es, según el manifiesto, un "grave error" porque posibilita el "veto" en los centros educativos a formación "fundamental" para el desarrollo de los niños, "desautoriza y deslegitima" al profesorado, "vulnera" los derechos del alumnado y "pone en peligro la convivencia social".

Los firmantes del texto han advertido de que esta medida privaría al alumno que no asista a las charlas formación sobre LGTBIfobia, prevención de la violencia de género, ludopatía, drogas, enfermedades de transmisión sexual, trastornos de la alimentación, bullying, ciberacoso y prevención de embarazos no deseados, entre otras materias.

"Ataca" la autonomía de los centros

Esta medida, según los 37 colectivos y partidos que han suscrito el manifiesto, "contraviene" la Constitución y las normas educativas, "ataca" la autonomía de los centros y la libertad de cátedra del profesorado y "contradice" el derecho fundamental y constitucional de los alumnos a recibir una formación integral basada en los principios y valores democráticos.

Las actividades complementarias están incluidas en la programación que los centros, previa consulta de los consejos escolares, se aprueban y son obligatorias y evaluables, por lo que contra ellas no existe "objeción de conciencia", ha recalcado el manifiesto.

Los firmantes han denunciado que esta medida contraviene las leyes regionales de Igualdad Social LGTBI y sobre violencia de género

"Confiamos en el criterio y la profesionalidad de los docentes y consideramos inadmisible que se les censure en su ejercicio docente", añaden los firmantes del manifiesto, que añaden que no se pueden hacer "optativos" valores que en España "no son opcionales desde hace más de cuarenta años".

Finalmente, los colectivos y partidos han indicado que esta medida contraviene, entre otras, las leyes regionales de Igualdad Social LGTBI y sobre violencia de género, la Ley Orgánica de Igualdad entre Hombres y Mujeres, la Constitución y la Convención de los Derechos del Niño.

Entre los firmantes se encuentran el PSOE, Podemos, IU y Más Región, así como la Federación Regional de AMPAS "Juan González", los colectivos LGTBI No Te Prives y Galactyco y los sindicatos UGT, CCOO y STERM.

Más noticias de Política y Sociedad