Público
Público

El PNV busca un compromiso del PSOE sin contar ya con Rajoy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PNV hizo ayer un alto en su campaña por Euskadi para hacerse oír en Madrid y buscar un compromiso in extremis de José Luis Rodríguez Zapatero antes del 9-M. El presidente jeltzale, Iñigo Urkullu, apremió al candidato del PSOE a aclarar antes del domingo 'si va a iniciar un diálogo' para solucionar el 'conflicto político vasco' y construir un nuevo modelo de Estado. Ni palabra para Mariano Rajoy.

Apenas si hubo novedades en el discurso del líder del PNV. Los dirigentes nacionalistas lo han repetido una y otra vez desde que el pasado 28 de septiembre el lehendakari Ibarretxe anunciara su hoja de ruta y su voluntad de convocar una consulta popular en Euskadi el próximo 25 de octubre.Lo curioso del mensaje lanzado ayer por Urkullu era que, por primera vez en esta campaña, iba dirigido a Zapatero en exclusiva.

Ni un recado para el líder del PP. En el PNV, se da ya casi por seguro que no habrá sorpresas a la vista de los resultados de las encuestas, y han interiorizado que el candidato socialista volverá a ser casi con toda probabilidad el inquilino de La Moncloa.

Encauzar el 'conflicto político'

De hecho, hasta ayer, el PNV había mantenido que su propósito era presentar su oferta de negociación al próximo Gobierno, tanto si de las urnas sale ganador Zapatero, como si el vencedor es Rajoy. Ayer, ni él ni el PP entraban ya en los cálculos de la formación nacionalista. 'Hemos venido -a Madrid- a mostrar nuestra mano tendida al acuerdo al presidente Zapatero y a su partido para llegar a un pacto que encauce la solución al conflicto político vasco', significó Urkullu.

Su única referencia al PP en todo el discurso llegó a continuación, pero fue para poner una condición al candidato socialista de cara al futuro inmediato. 'Ese Zapatero de dos caras se acaba con esta legislatura, se acaba el día 9. Y tendrá que elegir, o abrir un nuevo tiempo con las fuerzas nacionalistas o echarse en brazos de ese PP al que ahora en campaña tilda de retrogrado, integrista, xenófobo o insolidario'.

El líder del PNV trató de fijar con su discurso en Madrid dos cuestiones fundamentalmente: subrayar la determinación de su partido por buscar otro modelo de Estado -'el actual no da más de sí'-, y definir el camino elegido para ello, 'el diálogo político'. Eso sí, con plazos de tiempo marcados.

La cuenta atrás comenzará el lunes y concluirá el 27 de junio, cuando está previsto que el lehendakari someta su propuesta ante el Parlamento vasco: 'Desde el PNV, queremos aprovechar los cien días que median (...) El lehendakari ya ha mostrado su voluntad de diálogo con Zapatero. Los vascos y vascas queremos saber antes del domingo el sí o el no de Zapatero a nuestra mano tendida'.