Público
Público

El PP pasa de puntillas por la corrupción y la caja B de Bárcenas

Sólo Aznar asume responder de sus actos "del primero al último", Cospedal habla de "indeseables" y Aguirre, Botella y Rajoy ni mencionan el tema.

Publicidad
Media: 5
Votos: 5

Rajoy saluda a Aguirre durante el acto inaugural de la Convención Nacional del PP. EFE / Kiko Huesca

La corrupción en el PP, las declaraciones de Luis Bárcenas al salir de la cárcel, la trama Gürtel o la operación Púnica, como si no existieran. Ninguno de los pesos pesados del PP quiso hacer declaraciones sobre las palabras del extesorero-muy dicharachero-  tras salir de prisión ayer por la noche. Ni José María Aznar, María Dolores de Cospedal, Esperanza Aguirre o Ana Botella, los intervinientes de hoy, aludieron a Bárcenas en los pasillos o en sus discursos.

Tampoco Mariano Rajoy, que no intervenía en el acto de inauguración, quiso hablar de Bárcenas con los periodistas, que le preguntaron. "Buenas tardes", les contestó. No habló a su llegada ni en su actuación final, durante su visita a los expositores que llenan el Palacio Municipal con temas como el empleo, las nuevas tecnologías o la interacción con los ciudadanos y militantes del PP. Rajoy estuvo muy comunicativo con los responsables de los stands, saludando, haciéndose fotos o intercambiando impresiones sobre lo expuesto. Con los periodistas, nada.

El PP está "comprometido" con la corrupción y es "implacable" con "comportamientos indeseables" y con "indeseables", ha dicho Cospedal sin citar a Bárcenas

José María Aznar, a quien en su propio partido se responsabiliza de la penetración de la Gürtel en el PP durante su etapa de liderazgo, fue el más contundente en su condena de la corrupción. "La corrupción es un cáncer que no podemos tolerar -aseguró-. Cada uno tiene que responder de sus actos; con la ley, con todas sus garantías, pero con todas sus exigencias". Aznar fue incluso más allá y declaró tajante: "Mirándoos de frente os lo digo: de mis actos respondo desde el primero hasta el último".

La responsabilidad de Rajoy

Luis Bárcenas se ha referido hoy tanto a Aznar como a Rajoy. De éste dijo acordarse de cuándo le dio "su primer sobre en negro" y de aquél, en cambio, el extesorero aseguró que no sabía si era consciente de cómo se llevaba la contabilidad en el PP. El presidente del Gobierno sí lo sabía y estaba al tanto de todo, según Bárcenas.

Por eso, la secretaria general apeló a la condición de "indeseable" del extesorero, sin citarlo, y en una brevísima alusión a la corrupción. María Dolores de Cospedal aseguró que el PP está "comprometido" con la corrupción, es "implacable" con ella y contra quien "deshonra el noble oficio de la política". A pesar, añadió, "de comportamientos indeseables y de indeseables".

Pero si Cospedal fue telegráfica en su mínima alusión a la corrupción, Esperanza Aguirre y Ana Botella la obviaron en sus intervenciones, las dos primeras de la inauguración del foro. De hecho, la nube de periodistas que esperaban al matrimonio Aznar-Botella a la salida del Palacio Municipal de Congresos en Madrid, no obtuvo respuesta al ser preguntados por las declaraciones de Bárcenas.

Sólo algunos barones, como el gallego Alberto Núñez Feijóo, o dirigentes del PP como Arantza Quiroga, presidenta de la formación en Euskadi, se pronunciaron sobre Bárcenas. "Los dirigentes del PP no tenemos cuentas en Suiza y mientras Bárcenas no aclare por qué tiene tanto dinero -advirtió Feijóo al extesorero- , de dónde lo sacó y por qué lo tenía fuera de España, creo que no es la persona adecuada ni para dar lecciones ni para pedir explicaciones". Por su parte, Quiroga calificó el comportamiento de Bárcenas de "vomitivo" y aseguró que el "camino a seguir" son las "explicaciones que éste tendrá que dar ante los jueces".

Más noticias en Política y Sociedad