Público
Público

El PP rechaza sortear los cara a cara entre las televisiones

La negociación sigue bloqueada tras reunirse ayer Blanco y Escudero

G. LÓPEZ ALBA

La negociación entre el PSOE y el PP para acordar qué cadenas de televisión emiten los dos cara a cara entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy está bloqueada.

Cuarenta y un días después de que sus coordinadores de campaña, José Blanco y Pío García Escudero, pactaran el número de debates electorales -dos-, las fechas, la duración, el contenido y el formato, socialistas y conservadores no han logrado avanzar en la cuestión que desde el principio -una vez que el PP aceptó que se celebraran los cara a cara que rechazó en 2004- se planteó como más difícil para el acuerdo: dónde se celebran.

Blanco y García Escudero, tras diversas conversaciones telefónicas, se reunieron ayer, pero no lograron avanzar en esta cuestión a pesar de que ya sólo queda menos de un mes para la fecha en que, según el acuerdo de diciembre, debería emitirse el primer debate: el 25 de febrero.

La presión de las televisiones

El bloqueo tiene mucho que ver con la presiones que están ejerciendo las cadenas de televisión para hacerse con la exclusiva. Esa presión, a tenor de la posición que está manteniendo García Escudero en la negociación, es especialmente acentuada por parte de Antena 3 respecto del PP, que mantiene la exigencia de que uno de los dos cara a cara se emita en esta cadena privada.

El PSOE, a la luz de la posición que mantiene Blanco, no quiere asumir el desgaste de primar a una cadena privada en relación con las otras, ni tampoco facilitar al PP que pueda acusar a TVE de ser la 'televisión gubernamental' después de haber propiciado su independencia.

Un 'sorteo ponderado'

Por eso, según fuentes conocedoras del proceso de negociación, ha puesto sobre la mesa la posibilidad de que la decisión se adopte por un 'sorteo ponderado' en función de la audiencia: el número de bolas o papeletas de cada cadena se determinaría por el criterio de audiencia para que así tuvieran más probabilidades de ser favorecidas por el azar aquellas que tienen mayor seguimiento.

Tampoco ha prosperado hasta ahora la alternativa de que los dos cara a cara se celebren en un escenario neutral y se retransmitan libremente por las cadenas de televisión que así lo deseen.

Lo que sí se ha acordado, con el visto bueno de la Junta Electoral Central y de los partidos, es que los antiguos bloques de propaganda electoral gratuita en TVE sean sustituidos por spots de 30 segundos.

Más noticias