Público
Público

la presidenta de baleares pide perdón Armengol se disculpa tras ser vista en un bar de madrugada: "La imagen que he trasladado no es la adecuada"

La presidenta de las Islas Baleares ha rectificado este domingo en rueda de prensa su comportamiento tras haber acudido a un bar sancionado por incumplir el horario de cierre.

La presidenta balear, Francina Armengol, comparece ante los medios. /EFE
La presidenta balear, Francina Armengol, comparece ante los medios. /EFE

efe

Francina Armengol, presidenta de Baleares, ha pedido perdón por el mensaje de "relajación social" que pueda haber generado "de forma involuntaria". "Soy consciente de que la imagen que he trasladado no es adecuada para la ciudadanía", ha dicho.

"Sé que he podido trasladar una imagen de relajación social, que para nada es lo que necesita en estos momentos nuestro país"

Armengol ha iniciado con esta petición de disculpas la rueda de prensa que ha ofrecido este domingo tras la aprobación del estado de alarma por parte del Gobierno. "Entiendo perfectamente que haya muchas personas en estas islas en estos momentos desconcertadas por la situación generada en torno a mi persona en los últimos días", ha declarado la líder socialista. "Sé que he podido trasladar una imagen de relajación social, que para nada es lo que necesita en estos momentos nuestro país".

En su comparecencia, la presidenta balear ha comunicado que en las islas se aplicará el horario general del toque de queda en vigor en el conjunto de España, de 23.00 a 6.00 horas, aunque se evaluará su eficiencia para estudiar adelantarlo o atrasarlo una hora como permite el Ejecutivo.

Armengol ha considerado que el estado de alarma es una herramienta legal eficaz para reducir la incidencia del coronavirus, que, ha insistido, es mejor en Baleares que en la Península.

Por su dependencia económica del turismo, Baleares necesita rebajar la máximo los contagios, por lo que su Govern se marca como objetivo situar la incidencia acumulada en 14 días, actualmente situada en 179 casos por 100.000 habitantes, por debajo de los 25 casos.

Como viene planteando desde hace meses, Armengol ha asegurado que reclamará al Gobierno la realización de test diagnósticos en los puertos y aeropuertos de las islas y ha descartado el confinamiento perimetral del archipiélago, mientras la situación epidemiológica no lo haga inevitable.

Más noticias de Política y Sociedad