Público
Público

El presidente de Murcia, preocupado por el "posible acuerdo" entre Ciudadanos y PSOE

El acuerdo entre PSOE y Ciudadanos colocaría al líder socialista, Rafael González Tovar, en la presidencia de la comunidad autónoma. Pedro Antonio Sánchez  pide "responsabilidad" a Ciudadanos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Foto de archivo del de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez EFE/Marcial Guillén

El presidente murciano, Pedro Antonio Sánchez, ha mostrado este jueves su preocupación porque ve la "posibilidad real de un acuerdo" entre el PSOE y Ciudadanos que coloque al líder socialista, Rafael González Tovar, en la presidencia de la comunidad autónoma.

Sánchez ha hecho estas declaraciones a los periodistas en un acto de la Universidad Politécnica de Cartagena, donde ha asegurado que "en política una semana es una eternidad", por lo que la actualidad puede cambiar en ese plazo, el que falta para que se vote en la Asamblea Regional la moción de censura del PSOE contra él.

"Hoy estoy muy preocupado por la región porque veo la posibilidad real de un acuerdo que coloque a Tovar en la presidencia", ha subrayado, y ha considerado que ese gobierno tripartito entre el PSOE, Ciudadanos y Podemos sería "ingobernable".

Por eso, ha insistido en pedir "responsabilidad" al partido naranja y se ha preguntado si quieren llevar a la presidencia de la comunidad autónoma a alguien que ayer mismo "mintió" al decir que no conocía a uno de los peritos que han hecho informes sobre el caso Auditorio para la acusación particular de Podemos.

Ese técnico, ha recordado, es el secretario general del PSOE de Huércal-Overa (Almería) y aparece en varias fotografías en actos públicos con González Tovar, por lo que se ha preguntado en qué mejorará la región con el socialista como presidente.

En su opinión, tratar de llegar a la presidencia con "atajos" es una "estafa democrática", y ha lamentado: "Con lo que yo sé que ha hecho Tovar, y que sigue haciendo, si Ciudadanos lo coloca como presidente estará metiendo a la región en un lío".

Además, ha reiterado su preocupación al ver "hasta dónde son capaces de llegar algunos" para conseguir "un sillón en el Gobierno que le negaron las urnas" y ha recordado que el líder socialista obtuvo en las autonómicas de 2015 los peores resultados de la historia del PSOE en la región y "tres de cada cuatro murcianos no quieren que gobierne".

Por otra parte, ha subrayado la buena marcha de la región en el plano económico y ha asegurado que la "inestabilidad política", "el politiqueo" y las "estrategias de persecución" son letales para ello, por lo que ha insistido en pedir a Ciudadanos que ponga los intereses de la región "por encima de todo".

"A veces se comete una injusticia, y esa injusticia nos acompaña el resto de la vida", ha advertido al partido naranja, al que ha pedido que no cometa esa injusticia porque "tienen en sus manos su credibilidad".

Para ello, ha pedido a Ciudadanos que "no se precipite" y "escuche a la justicia" y ha insistido en que en el resto de España Ciudadanos sitúa el momento de la dimisión en la imputación formal, es decir, cuando una persona es "encausada" y no investigada, como es su caso, por lo que no se ha incumplido el acuerdo de investidura, ha asegurado.

Por último, no se ha pronunciado sobre si dimitirá si Ciudadanos y PSOE alcanzan un acuerdo sobre la moción de censura ya que, ha dicho, él prefiere "trabajar día a día".

Más noticias en Política y Sociedad