Público
Público

El PSOE de Andalucía asume que sus primarias podrían ser en julio

Los socialistas afirman que Griñán quiere dejar despejado el horizonte a quien le suceda y cerrar cuanto antes la polémica interna. Rubalcaba afirma que el anuncio del presidente andaluz no afecta a la agenda del partido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La decisión del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, de anunciar hoy, a tres años de las elecciones, que no optará a la reelección ha revolucionado inevitablemente al principal partido de la oposición que se encuentra en pleno proceso de renovación. Los principales dirigentes socialistas han mostrado su respaldo a la decisión de quien también es el presidente de su partido, si bien no han podido ocultar su sorpresa ante el repentino anuncio filtrado a la prensa esta misma noche.

En el Congreso de los Diputados, los más solicitados por los periodistas eran, con diferencia, los parlamentarios andaluces, quienes conocían las intenciones del presidente andaluz si bien muchos no sabían que lo iba comunicar hoy mismo públicamente. Pero lo que sí han confirmado a este diario algunos de esos diputados del PSOE de Andalucía es que el anuncio de Griñán precipitará y mucho el proceso de sucesión. A pesar de que la mayoría de los socialistas consultados dan por hecho que la nueva candidata será la consejera de Presidencia de la Junta, Susana Díaz, lo que se da como más probable es que haya un proceso de votación y que este sea inminente.

En declaraciones a Público destacados miembros del PSOE andaluz creen que lo más probable es que se celebren el próximo mes de julio, ante el deseo expreso de Griñán de cerrar el proceso interno cuanto antes. 'Ha abierto una puerta que no puede estar permanentemente abierta', afirma una destacada socialista andaluza, que cree que 'las cosas hay que hacerlas bien y, sobre todo, hay que hacerlas con tiempo'.

Griñán seguiría así como presidente de la Junta de Andalucía hasta el final de su mandato que culmina en 2016, con un claro sucesor o sucesora en sus últimos tres años de legislatura. En todo caso, los tiempos para la nueva elección de su sucesora los fijará mañana la Ejecutiva regional del PSOE de Andalucía y los refrendará el Comité Director, que se reunirá en la próxima semana.

Unas primarias en julio o en septiembre harían saltar por los aires los planes del partido que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba que, hasta ahora, planeaba definir esos procesos internos y perfilar su encaje en los estatutos en la Conferencia Política que celebrarán en octubre. Y es que está por definir cómo se concreta la participación de los no afiliados que se aprobó en el Congreso federal de Sevilla, lo que se deberá precipitar en el caso de que en las primarias andaluzas se opte también por esa fórmula.

Rubalcaba, no obstante, niega que se vaya a producir ningún cambio en el calendario del partido y ni mucho menos que esta circunstancia le obligue a adelantar las primarias para dar con el candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno. 'Los dos compartimos también que el calendario del PSOE es el calendario del PSOE y no va a cambiar por esta decisión que corresponde a la Junta de Andalucía y que es de y para Andalucía', ha dicho, desde Bruselas.

Mientras tanto, las reacciones se han ido sucediendo en los pasillos del Congreso. La que quizá se ha manifestado con más cariño hacia Griñán ha sido la exministra de Defensa, Carme Chacón. Al fin y al cabo, el barón andaluz fue uno de los principales valedores de su candidatura al Congreso federal de Sevilla. 'Las personas, más que por sus palabras se les conoce por sus actos', ha asegurado la parlamentaria catalana, que ha tildado al presidente andaluz como a una persona 'generosa, honesta y digna'.

Chacón, sin embargo, no ha querido entrar a valorar la posibilidad de que el gesto de Griñán pueda ser un gesto a Rubalcaba. 'Es el día de pensar en el presente y en el futuro de nueve millones de andaluces y también en un referente de los progresistas de todo España', se ha limitado a contestar.

Quien sí ha entrado al trapo ha sido el expresidente de Castilla-La Mancha y diputado por Ciudad Real, José María Barreda, para quien Griñán esta 'predicando con el ejemplo' dejando paso a nuevas generaciones, algo que él mismo ha defendido para el propio Rubalcaba en diferentes ocasiones. Él también ha abogado porque la gente joven 'dé un paso adelante'y se ponga al frente del partido.

Más noticias en Política y Sociedad