Público
Público

El PSOE incluye en su programa para el 9J un impuesto a las grandes fortunas a nivel europeo

Los socialistas quieren llevar a la UE propuestas sobre justicia fiscal que ya aplica el Gobierno de coalición. El programa del partido de Pedro Sánchez para las elecciones europeas incluye también impuestos medioambientales progresivos. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene durante el foro ‘CREO’, el foro económico sobre la transformación social y progreso de las empresas en España, en el Hotel Mandarin Oriental Ritz, a 20 de mayo de 2024
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene durante el foro ‘CREO’, el foro económico sobre la transformación social y progreso de las empresas en España, en el Hotel Mandarin Oriental Ritz, a 20 de mayo de 2024. Eduardo Parra / Europa Press

El PSOE ya tiene listo su programa para las elecciones europeas del próximo 9 de junio. Bajo el lema "Más Europa", el partido que lidera Pedro Sánchez ha elaborado un documento de más de 100 páginas con diferentes medidas para una cita "decisiva" con las urnas. Entre ellas destaca implementar un impuesto a las grandes fortunas a nivel europeo.

Según recoge el programa, "la concentración de la riqueza y el incremento de las desigualdades son algunos de los mayores desafíos que afrontan los Estados miembros". En la UE, el 1% más rico acapara el 25% de toda la riqueza, "lo que socava la cohesión social y económica", según señala el PSOE. Este impuesto sería "trasladable a escala global" y el objetivo es "allanar el camino hacia una sociedad más solidaria, justa y equitativa".  

El Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos ya implantó este impuesto en nuestro país en el año 2022. Lo hizo, eso sí, con carácter temporal hasta finales de 2024 y sus socios de coalición, ahora Sumar, reclamaban que se implantara de forma permanente. Es probable que este asunto sea materia de negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2025.

Sánchez, durante la presentación de las líneas generales de la Presidencia de turno de España en el Consejo de la UE, ya adelantó que era necesario llevar este debate sobre la justicia fiscal a las instituciones europeas. "Hay que acabar con todas esas vías de elusión fiscal de grandes fortunas y grandes corporaciones globales", apuntó entonces. 

El programa de los socialistas, cuya candidatura está encabezada por Teresa Ribera, también incluye la propuesta de "nuevas formas de financiación" para incrementar los recursos propios de la UE. Aquí se mencionan expresamente "los impuestos de solidaridad que gravan beneficios extraordinarios", concretamente "la imposición de sectores como el bancario cuyo valor añadido está infragravado".  

Este impuesto extraordinario a la banca también fue implantado por el Gobierno en 2022 y con el mismo carácter temporal que el de las grandes fortunas. El nuevo ministro de Economía, Carlos Cuerpo, ha deslizado en algunas intervenciones durante estos meses la necesidad de revisarlo y ligar ese tributo al ciclo de los tipos de interés. 

En materia tributaria, el PSOE incluye avanzar en "fiscalidad verde", con un paquete de "impuestos medioambientales progresivos, idealmente con traducción a escala global". Ribera quiere que se tenga en cuenta la protección para la clase trabajadora y que permita alcanzar los objetivos del Pacto Verde Europeo al tiempo que atajamos las crecientes desigualdades socioeconómicas. 

Este tipo de impuestos "lograrán que las empresas sean más respetuosas con el medio ambiente al aumentar el coste de las actividades contaminantes e internalizar el coste social y medioambiental pertinente, dotando de mayor competitividad a las actividades respetuosas con las personas y el planeta". Para el PSOE, es importante el principio de "quien contamina paga" para "promover un modelo económico más verde y sostenible". 

El documento de los socialistas hace referencia además a una armonización de los impuestos sobre sucesiones y donaciones. "Deberían contar con unas bases mínimas comunitarias en toda la UE que minimicen la competencia fiscal y mejoren la progresividad de nuestros sistemas fiscales", apuntan. 

Esta armonización fiscal también es defendida a nivel general. "Urge abordar las disparidades en las leyes fiscales entre los Estados miembros de la UE, que permiten la elusión fiscal y la concentración de riqueza", señala el programa electoral. Para ello se propone que las decisiones sobre cuestiones fiscales a nivel europeo deben tomarse por mayoría cualificada en el Consejo, "dejando atrás la unanimidad que permite el bloqueo de reformas que promueven la justicia fiscal y combaten los paraísos fiscales". 

Entre las propuestas en materia impositiva, la candidatura que encabeza Ribera propone "un impuesto especial sobre la Recompra de Acciones". Esto, argumentan en el PSOE, "permitiría a la UE desalentar esta práctica creciente que en muchos casos recompensa a las y los accionistas sin generar nuevas inversiones. 

¿Te ha resultado interesante esta noticia?

Más noticias