Público
Público

Rajoy, sobre los EREs y Bárcenas: "No es bueno que comentemos estos temas"

El presidente del Gobierno tacha de "debate artificial" la polémica por el registro en Austria del avión de Evo Morales.

A.P.V.

En una breve rueda de prensa en la Embajada española de Berlín (dos turnos de pregunta en las que se han hecho cinco de éstas), el presidente del Gobierno ha evitado una vez más entrar a valorar los casos de corrupción que ocupan hoy la actualidad informativa en España. Mariano Rajoy ha mantenido su posición desde que Luis Bárcenas ingresó en prisión y la ha hecho extensiva a la imputación de la ex ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, asegurando: "Soy respetuoso con las decisiones de los tribunales. No es bueno que comentemos estos temas". Ha insistido además en que "todos debemos respeto" a decisiones que dependen de procedimientos judiciales.

El jefe del Ejecutivo, que participa en estos momentos en una reunión sobre desempleo juvenil con los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, convocados por la canciller Angela Merkel, se ha referido asimismo a la polémica sobre el registro en Austria del avión del presidente de Bolivia, Evo Morales, al que las autoridades españolas han dado permiso para hacer escala en Canarias. "España ha autorizado a que el presidente de Bolivia haga una escala en Canarias, creo recordar -ha asegurado Rajoy, reconociendo no estar seguro de este punto-. Lo importante es que Snowden no va en ese avión, así que creo que el debate que se ha producido es un poco artificial".

El avión del presidente Morales se vio obligado durante esta pasada noche a dar la vuelta mientras regresaba de Moscú a La Paz por la prohibición de España, Francia, Italia y Portugal a que la aeronave sobrevolara su espacio aéreo por las sospechas de que el exagente de la CIA, Edward Snowden viajara con él. Morales pasó la noche en Viena tras un aterrizaje de emergencia.

Mariano Rajoy ha llegado a Berlín con el mismo mensaje que llevó la semana pasada al Consejo Europeo de Bruselas: el desempleo juvenil es el problema más grave que tiene la UE en estos momentos. Sus cifras, ha explicado el presidente en la breve rueda de prensa de hoy antes de su reunión europea, son "el doble que el resto del desempleo en cada país" y en el conjunto de la UE.

Si no hay crecimiento, no hay empleo ha concluido Rajoy, que además, ha valorado positivamente -como hizo ayer en el Congreso- que se haya desbloqueado el plan de 6.000 millones de lucha contra el paro de los jóvenes y que este montante, además, se vaya a distribuir en dos años en lugar de los siete previstos inicialmente. Con todo, el jefe del Ejecutivo ha reconocido que el dinero es insuficiente para atajar el problema, pero "entre cero y 6.000 millones, hay diferencia". El presidente se ha mostrado convencido de que "hay posibilidades" de que esta cantidad se vaya ampliando, a mayores de los 2.000 millones ya anunciados en la Cumbre Europea.

Por su parte, España empleará los 1.900 millones que le corresponden del plan de lucha contra el desempleo europeo en "medidas que produzcan efectos ya", ha adelantado Rajoy, y basadas en la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven aprobada por el Ejecutivo.

Rajoy ha evitado entrar a valorar la negativa de Merkel a aplicar deducciones o exenciones fiscales a las pymes para que contraten más, por ejemplo, en las cuotas de la Seguridad Social, pero ha advertido de que el Gobierno trabajará en "todo lo que facilite la contratación", siempre sin contravenir las normas europeas. Por último, y una vez más, el presidente español lleva a la reunión su reivindicación por que se acabe de una vez "la segmentación de mercados en la zona euro", esto es, que las pymes se financien con un precio en unos países de la UE y con otro, en países diferentes, siendo España uno de los más perjudicados por la carestía de estos créditos.

Más noticias de Política y Sociedad