Público
Público
Únete a nosotros

Rivera: "Si Susana Díaz no echa a Griñán y Chaves no le cogeremos ni el teléfono"

Juan Marín y Albert Rivera votarán en contra de la investidura de Susana Díaz como presidenta si el PSOE no "limpia" sus bancadas de imputados

Publicidad
Media: 4.71
Votos: 7

Juan Marín y Albert Rivera durante la rueda de prensa de este domingo tras conocer el resultado de las elecciones

SEVILLA.- Juan Marín y Albert Rivera han sido tajantes en la rueda de prensa que han ofrecido este lunes para valorar los resultados electorales y hablar del futuro del Parlamento andaluz. Si ayer ya aseguraban que no entrarían en el Gobierno de Analucía, hoy se han mostrado más contundentes al asegurar que votarán en contra de la investidura de Susana Díaz como presidenta "ni le cogerán el teléfono" si no echa a Chaves y Griñán por su imputación en el caso de los ERE.

Rivera ha remarcado que el cabeza de lista de Ciudadanos en las elecciones andaluzas, Juan Marín, está de acuerdo con esta decisión, ya que uno de los ejes fundamentales de su programa era el pacto anticorrupción y, por este motivo, exigen a Díaz que lo cumpla y mande a "Griñan y Chaves a casa" para poder hablar.

"Nosotros podemos conseguir más cosas sin gobernar durante cuatro años que el PP durante 30 años de oposición", ha asegurado, apostillando que este nuevo mapa político en Andalucía muestra que "se ha acabado la prepotencia de la mayoría absoluta".

En este sentido, ha subrayado que hay que reconciliar a los españoles con las instituciones y que, a pesar de que el "PP y el PSOE han hecho muchas cosas mal", "habrá que dialogar" en esta nueva política que, a su juicio, comienza en Andalucía y se extenderá a nivel nacional.

Ciudadanos ha irrumpido con fuerza en el Parlamento andaluz al conseguir más de 370.000 votos en las elecciones autonómicas, celebradas este domingo, lo que le ha supuesto el 9,3 % de los votos.

En declaraciones a los periodistas, Marín reiteró al poco de conocer los resultados que en la campaña dijeron que si no ganaban las elecciones no iban a gobernar y mantienen esa posición, y se mostró dispuesto a apoyar al PSOE si están acometen las reformas que proponen -además de esta nueva condición puesta hoy-.

"Nada de cambiar consejerías ni sillones por un pacto de gobierno de sumisión a nada", resumió Marín.

Más noticias en Política y Sociedad