Público
Público
Únete a nosotros

Sánchez: “Rajoy es un conductor dormido al volante de un país”

El líder del PSOE insiste en que de no aprobarse los Presupuestos, el presidente del Gobierno debe someteré a una cuestión de confianza “por sentido común”

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la rueda en rueda de prensa tras la reunión de la permanente del partido en la sede de Ferraz.EFE/Víctor Lerena

El secretario general PSOE, Pedro Sánchez, insistió este martes en denunciar la parálisis política que vive el país y relanzó su exigencia de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se someta a una cuestión de confianza de no aprobase los Presupuestos Generales de Estado, “porque es de sentido común”, afirmó.

Sánchez, en El Programa de Ana Rosa de Telecinco, insistió en que el Ejecutivo ni está afrontando los problemas que sufren los españoles ni cumpliendo con su primera obligación que es tener unos Presupuestos del Estado que, como recordó, es a lo que le obliga la Constitución.

Por ello, insistió en que si el país no tiene Cuentas del Estado debe convocar elecciones anticipadas porque “el presidente no puede estar como un conductor dormido al volante del país durante más tiempo”, añadió.

Sánchez reiteró que el Gobierno se olvide de contar con el apoyo del PSOE a los Presupuestos del Estado porque se mostró convencido de que “ni van a resolver el problema de las pensiones, ni la brecha salarial, ni la infrafinanciación de la educación y la sanidad”.

Sobre la inversión en educación pública, Sánchez confirmó que el PSOE abandonará este martes mismo la subcomisión para el Pacto educativo si el Ejecutivo no eleva al 5% del PIB los fondos destinados a este fin, lo que no entra en las previsiones del Gobierno.

El líder socialista, que presentará unos Presupuestos alternativos, incidió que otras cuentas son posible para afrontar, entre otros temas, el problema de las pensiones, “que es un problema que tiene solución y sólo depende de la voluntad política. Pero hay recursos y medidas para garantizar unas pensiones dignas”, dijo.

Por otra parte, se refirió al problema de la lengua y las diferencias internas que hay en el PSOE. Sánchez respaldó a la presidenta balear Francina Armengol en su política lingüística y aseguró que está cumpliendo escrupulosamente la ley. Para Sánchez, el problema no es la lengua catalana, “es el adoctrinamiento que algunos centros públicos se está dando en Catalunya”, afirmó.

De hecho, el secretario general del PSOE mostró su satisfacción porque el Ejecutivo haya rectificado y no utilice la aplicación de artículo 155 para inmiscuirse en la legislación lingüística de Catalunya.

En cuanto a la situación de esta comunidad, Sánchez volvió a expresar su deseo de que haya un Gobierno cuanto antes, aunque se lamentó que no corran los tiempos en Catalunya para llegar a una salida.

Más noticias en Política y Sociedad